Empresas y finanzas

El 'black friday' fracasa y las ventas del comercio se hunden un 37,1% en noviembre: "Es una catástrofe"

  • La caída en el acumulado del año es del 40,5%
  • El sector reclama medidas urgentes para lograr liquidez

Nuevo desplome en las ventas del comercio textil. De acuerdo con los datos del barómetro que realiza de forma mensual la patronal Acotex, las ventas cayeron el pasado mes de noviembre un 37,1% sumando tanto las tiendas físicas como el negocio online, quedando así el acumulado del año con un descenso del 40,5% con respecto a 2019. Ni los descuentos durante la campaña del Black Friday ni las ofertas continuas para atraer al consumidor han logrado así sus objetivos y los márgenes, además, se hunden cada vez más.

"Obviamente el motivo de la caída de las ventas continúa siendo la crisis sanitaria COVID-19, en la que estamos inmersos. Tras el confinamiento el 15% de las tiendas no abrieron y ahora alrededor del 25% de los establecimientos todavía no han abierto sus puertas al ver que las ventas de estos meses es una auténtica catástrofe", aseguran desde la patronal.

En Acotex explican que "la limitación de aforo en las comidas y cenas y el no haber casi eventos ni celebraciones son motivos que no animan a comprar un vestido, un traje o complementos porque no se pueden lucir como gustaría".

Incertidumbre

Ante esta situación de incertidumbre y con la caída de ventas el sector sigue reclamando medidas urgentes y específicas para el comercio. "No nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la seguridad social y es necesario la condonación de los mismos, la necesidad de la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social como a otros sectores de ERTEs de fuerza de mayor y reducción del IVA para incentivar el consumo", explica la patronal del comercio textil.

Liquidez

El sector reitera que lo que necesita es liquidez y no más endeudamiento, moratoria en el pago de los préstamos ICO y una solución para el pago de los alquileres comerciales, "a los que no podemos hacer frente mientras sigamos con estos niveles tan bajos de ventas, es impensable mantener las plantillas precovid con las actuales ventas por lo que tenemos que actualizar las plantillas al momento actual y para ello necesitamos de ayudas para poder despedir porque de lo contrario las empresas tendrán que cerrar definitivamente".

Todas las esperanzas del sector están puestas ahora en las ventas en el mes de diciembre con la campaña de Navidad, aunque las previsiones no son nada optimistas y pese a las aglomeraciones en algunas zonas comerciales de las grandes capitales, se teme un nuevo desplome de las ventas, que sería la puntilla definitiva para muchas pequeñas empresas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud