Empresas y finanzas

Las restricciones se comen el 30% de las ventas de Telepizza y ahogan al sector

  • La firma pide que el delivery sea servicio esencial para ayudar a la hostelería
  • "De seguir así se perderán 400.000 empleos y cerrarán 90.000 locales", dice

Telepizza alerta de que las restricciones a la hostelería y los distintos toques de queda están terminando de hundir al sector, que lleva meses luchando por sobrevivir y cada vez está más cerca de sufrir una gran oleada de cierres y despidos. "Si se mantiene el nivel de restricciones se van a perder 400.000 empleos este año y se cerrarán unos 90.000 establecimientos. Destruir el tejido productivo dificultará y ralentizará la recuperación", alertan desde la cadena española. El sector ya acumula una pérdida de 17.000 millones, el 41% de la actividad.  Lea: El servicio a domicilio: la resiliencia de la restauración ante el virus.

La puntilla al sector se la ha dado la limitación del servicio a domicilio y recogida en tienda, unas de las pocas vías que los restaurantes han tenido durante los meses más duros de la pandemia para generar ingresos con los que afrontar los costes y sortear la quiebra. Según explica Telepizza, la restricción de horarios y aforos, que es diferente en cada comunidad autónoma, ha bloqueado el 30% de sus ventas mensuales, lo que implica que deja de ingresar unos 10 millones de euros al mes.

Telepizza pierde unos 33.000 pedidos al día por las limitaciones al servicio a domicilio

"Entre las 21.00 y as 23.30 horas se concentran el 35% de los pedidos, por lo que las restricciones al delivery y take away nos están haciendo perder unos 33.000 pedidos al día o entre 350.000 y 400.000 euros de facturación", señala la compañía que preside Pablo Juantequi como ejemplo de fuerte impacto que las medidas tienen en el sector. "Levantamos la voz porque somos el líder en el reparto a domicilio pero es un problema que afecta a la restauración en general, que ha hecho inversiones para repartir a domicilio con seguridad", señala la compañía.

En este punto, fuentes del sector explican que la reducción de los horarios de delivery tiene un impacto en el volumen de las ventas por local, pero que en general el sector está creciendo tanto con la incorporación de nuevos restaurantes y el adelanto de los pedidos, que las caídas se compensan.

"Durante el primer estado de alarma el delivery se definió como servicio esencial y debería volver a serlo. Se ha demostrado su necesidad para mantener la hostelería"

En sintonía con otras voces del sector, como Hostelería de España y ProDelivery, Telepizza ha solicitado al Gobierno que decrete servicio esencial al reparto a domicilio para que no se restrinja su actividad y que se abra la mano con recogida en tienda. "Durante el primer estado de alarma el delivery se definió como servicio esencial y debería volver a serlo. Se ha demostrado la necesidad de este servicio para mantener la actividad de la hostelería, un sector que ha perdido ya cerca de 300.000 empleos, y su seguridad. Además, ayuda a que la gente se quede en casa al ser una alternativa de ocio", reclaman desde Telepizza.

En este punto, señalan que levantar la limitación de horarios al reparto a domicilio permitiría a Telepizza desbloquear la mitad de sus ventas (un 15%) y crearía "un círculo virtuoso" por el cuál cada vez más restaurantes se podrían sumar a este tipo de servicio logrando una vía de ingresos.

Asimismo, la cadena española critica la falta de armonización nacional en las restricciones y que estas cambien cada semana sin preaviso. "Dificulta mucho la gestión de inventario, lo que obliga a tirar comido, y de plantillas, ya que no se sabe si van a poder estar abiertos o atender pedidos", señala la compañía.

"La disparidad de criterios y medidas entre las diferentes comunidades autónomas está causando un grave perjuicio tanto al sector"

"La disparidad de criterios y medidas entre las diferentes comunidades autónomas está causando un grave perjuicio tanto al sector de la hostelería y de la restauración, como a la actividad del reparto a domicilio", denuncia Telepizza, que pone como ejemplo que en País Vasco se ha limitado el servicio de delivey y take away hasta las 21.00 horas mientras que en Barcelona sólo se puede servir hasta las 23.00 horas y en Madrid hay margen hasta las 00.00 horas. Así, piden que se ponga el límite a las 00.00 horas a toda España.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin