Empresas y finanzas

ACS y Acciona-Ferrovial luchan por un proyecto en Australia de 2.150 millones

  • El Inland Rail será el corredor de mercancías entre Brisbane y Melbourne
Florentino Pérez, presidente de ACS

Los tres principales grupos de infraestructuras españoles en Australia, ACS, Acciona y Ferrovial, figuran en la lucha final por un nuevo proyecto multimillonario en el país oceánico. Las tres firmas forman parte de dos de los tres consorcios que han entrado en la fase de ofertas para ejecutar las obras principales del Inland Rail, el mayor proyecto ferroviario del país en 100 años que consiste en un corredor de mercancías de alta productividad entre Melbourne y Brisbane.

Los trabajos a los que aspiran las empresas españolas alcanzan un presupuesto estimado de 3.500 millones de dólares (2.150 millones de euros al cambio actual), que se incluye dentro de la dotación prevista para el proyecto que alcanza los 10.000 millones de dólares australianos (6.100 millones de euros).

ACS concurre a través del consorcio Capstone, integrado por sus filiales australianas CPB Contractors, UGL y Pacific Partnerships, la italiana Ghella y el fondo de infraestructuras holandés DIF. Mientras, el consorcio G2Konnect está conformado por Acciona, Ferrovial y su concesionaria Cintra, y el fondo australiano Macquarie. Repiten así una alianza que ya han forjado para otros proyectos en Australia. El tercer competidor es Regionerate Rail, compuesto por Clough, GS Engineering and Construction, Webuild, de la italiana Salini Impregilo, Lend Lease Services y Plenary.

El Inland Rail tendrá 1.710 kilómetros de vías de ancho estándar, usando vías actuales renovadas en el 70% del trazado final

La Australian Rail Track Corporation (ARTC) ha seleccionado a estos tres consorcios para presentar sus propuestas para construir el tramo del ferrocarril interior de Gowrie, en las afueras de Toowoomba, a Kagaru, cerca de Beaudesert, en el estado de Queensland. Este proyecto consta de una longitud de 128 kilómetros e incluye la ejecución de tres túneles. El contrato se desarrolla a través de una asociación público-privada (APP).

El Inland Rail en su conjunto tendrá unos 1.710 kilómetros de vías de ancho estándar, usando vías actuales renovadas en el 70% del trazado final. Se estima que esta iniciativa contribuirá al PIB de Australia con 16.000 millones de dólares australianos (9.800 millones de euros) y creará 16.000 puestos de trabajo durante su construcción.

Otro proyecto

ACS y un consorcio de Acciona y Ferrovial también compiten en la actualidad por el Metro Oeste de Sidney valorado en 4.000 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin