Empresas y finanzas

Sacyr y sus socios abren una nueva disputa por el Canal de Panamá

  • GUPC presenta una demanda ante el DAB por los últimos trabajos de la obra
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr y sus socios en la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá han abierto una nuevo frente con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por discrepancias en los trabajos de culminación del proyecto.

Las empresas contratistas, integradas en el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), presentaron el pasado 27 de julio ante la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) una disputa relacionada con la emisión del certificado de desempeño y los defectos y trabajos menores pendientes de la obra.

Hasta la fecha, GUPC y la ACP han enfrentado un total de cinco arbitrajes por sus discrepancias en el desarrollo de las obras

La ACP, por su parte, denuncia que GUPC, integrado por Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la costarricense Cusa, no ha realizado las tareas encaminadas a culminar los trabajos menores pendientes del proyecto ni la corrección de los defectos notificados. El organismo, dependiente del Gobierno panameño, preparó y emitió en el último trimestre un total de 13 notificaciones de reclamación contra los elementos incluidos en la lista del Programa de Defectos y Trabajos Menores Pendientes y otros defectos comunicados al consorcio, según consta en el último informe trimestral de la Autoridad del Canal de Panamá.

Tras la presentación de su memorial de la demanda de la disputa número 17 por parte de GUPC ante el DAB, la ACP está en proceso de preparación de la contestación correspondiente. En función de la resolución que resulte de este conflicto, el proceso podría desembocar en un nuevo arbitraje entre las dos partes.

Hasta la fecha, GUPC y la ACP han enfrentado un total de cinco arbitrajes por sus discrepancias en el desarrollo de las obras del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, uno de los proyectos de infraestructura más complejos ejecutados en el mundo. De ellos, tres ya se han resuelto. El último laudo, parcial, se emitió a finales de septiembre con resultado desfavorable para las constructoras.

La Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) de Miami dio la razón a la ACP en el arbitraje relativo al basalto

En concreto, la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) de Miami dio la razón a la ACP en el arbitraje relativo al basalto y la composición del hormigón. Una vez se emita el laudo final, Sacyr, Salini Impregilo y Jan de Nul tendrán que devolver 240 millones de dólares (206 millones de euros) al Gobierno panameño de los 265,3 millones de dólares (228 millones de euros) que éste tuvo que abonar a las empresas hace cinco años y que pretendía recuperar íntegramente. Sacyr y sus socios reclamaban 463,1 millones de dólares (397 millones de euros). El saldo para GUPC por esta disputa es, en todo caso, positivo en 21 millones de euros.

Aún quedan dos arbitrajes por resolver: el de las compuertas y sobrecostes laborales, por el que GUPC reclama 780 millones de dólares (669 millones de euros); y el de los costes de interrupción, 2.970 millones de dólares (2.547 millones de euros).

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JOSÉ V. YOUNG M.
A Favor
En Contra

La Empresa Sacyr, está en un franco hostigamiento sobre el los ingresos del Canal de Panamá. Cómo queda muy claro la ACP es un ente público y pertenece a todos los panameños. Pensaron que podían trajer espejitos hacer la obra mala usar materiales baratos y saquear el país.¡ No pasaron!

Puntuación 0
#1