Empresas y finanzas

La financiera de Carrefour duplica sus beneficios y es ya la que más gana en la distribución con créditos al consumo

  • El año pasado la filial obtuvo un beneficio de 115 millones
  • Supera en ganancias a El Corte Inglés, Alcampo o Dia

La financiera de Carrefour es la entidad con mayores beneficios entre las cadenas de distribución que ofrecen créditos al consumo. La sociedad Servicios Financieros Carrefour obtuvo el año pasado, en plena polémica por los intereses abusivos en el pago a crédito de sus tarjetas, un beneficio neto de 115 millones de euros, lo que supone casi el doble respecto a los 60 millones que ganó un año antes.

Entre las grandes empresas de comercio, Financiera El Corte Inglés regitró un resultado de 77,1 millones; Oney, la sociedad que gestiona la tarjeta de Alcampo, ganó 21,6 millones de euros, y Finandia, propiedad de la cadena de supermercados Dia, perdió 12,5 millones, aunque en este caso tras la compra del 50% de la participación que tenía CaixBank.

De acuerdo con los datos recogidos por Informa del Registro Mercantil, Carrefour controla el 55,92% de la financiera en nuestro país a través de su filial española, quedando otro 6,8% en manos de la entidad francesa Carrefour Banque y el 37,28% restante en poder de BNP Paribas.

Más litigios

La financiera de Carrefour, que gestiona créditos al consumo mediante la tarjeta Pass, admite en sus últimas cuentas anuales que existe una mayor presión de litigios contra el sector y que, incluso, debido a la última sentencia del Supremo, que declaraba abusivos tipos de interés por encima del 20%, podía haber una incertidumbre sobre sus cuentas. A pesar de ello, ha reducido en un 73% el dinero que tiene reservado para posibles contenciosos o pleitos.

Tras la sentencia del Supremo, que consideró "usurario" intereses por encima del 20% en las tarjetas revolving la empresa admite que existe una "incertidumbre razonable sobre el posible impacto prospectivo que esta sentencia puede generar sobre los estados financieros de la entidad, en el caso de producirse demandas individuales progresivas".

No obstante, y pese a reconocer este riesgo, Carrefour redujo la cantidad que tiene reservada en una provisión para posibles litigios y contenciosos desde los 22,5 millones al cierre del ejercicio 2018 a 5,9 millones de euros a 31 de diciembre de 2019.

Por otro lado, el gigante de la distribución francés sí admite que "el sector financiero se encuentra en un entorno de mayor presión regulatoria y litigiosa" y que "la sociedad, con frecuencia forma parte de procedimientos judiciales, derivados de la actividad ordinaria de sus negocios".

Sin riesgo

No obstante, el grupo señala también que "de acuerdo con el estado procesal de dichos procedimientos y, según el criterio de los letrados que los dirigen, ninguno de ellos es significativo ni en el resultado de las operaciones ni en la liquidez, o en la situación financiera a nivel consolidado, como tampoco a nivel de banco individual", por lo que entiende que las provisiones realizadas son las ajustadas.

El grupo descarta más provisiones

En la sentencia del Tribunal Supremo sobre las revolving se anuló un tipo de interés de un crédito ligado a una tarjeta revolving de Wizink, concedido inicialmente al 26,82% TAE y que ascendió luego al 27,24%.

Carrefour mantiene que se trata de "tipos de interés superiores a los ofrecidos por la Tarjeta Pass" y que no existe "una situación de riesgo adicional a la existente con carácter previo a dicha sentencia, que en sí misma, eleva la posibilidad de que exista una salida de recursos por demandas masivas, que refiera modificar los estados financieros". Por ello, cree que no es necesario realizar ninguna estimación ni provisión adicional al cierre del ejercicio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin