Empresas y finanzas

CaixaBank exige amplía mayoría de directivos en la fusión con Bankia

  • Las funciones duplicadas conllevarán la salida de ejecutivos de la cúpula
  • Los consejos para aprobar el proyecto podrían aplazarse a mitad de la próxima semana
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gort?zar.

El reparto de sillas, como en todas las fusiones, es clave en las negociaciones. Y en las conversaciones de CaixaBank y Bankia se han convertido en un pieza más que fundamental a la hora de cerrar un acuerdo definitivo. La entidad dominante, CaixaBank, está exigiendo una mayoría amplia de sus representante en la cúpula directiva, no solo porque será quien tome el control del nuevo grupo sino porque, según fuentes cercanas a la operación, en la entidad catalana se considera que sus ejecutivos cuentan "con un mejor talento" para llevar a cabo el proyecto.

Todo parece indicar, y así ya se ha acordado, que la gestión estará liderada por el actual consejero delegado del banco de origen catalán, Gonzalo Gortázar, lo que relegará al presidente de Bankia, José Ignacio Goirigozarri, a ostentar funciones institucionales.

Ahora, el meollo de las discusiones se encuentran en el diseño de los siguientes cargos del organigrama, con especial énfasis en la alta dirección. Esta está compuesta en la actualidad por 11 miembros en cada una de ellas y sus responsabilidades se solapan en la mayoría de los casos. No se descarta que la nueva CaixaBank, una vez absorba la firma nacionalizada, tenga que ampliar la estructura de sus áreas para dar cabida algunos directivos de Bankia, pero los más probable es que todos no puedan tener acomodo.

El encaje más relevante es el del consejero delegado de Bankia, José Sevilla, un hombre que cuenta con una amplia experiencia en el sector. Procede las filas de BBVA y ha comandado junto a Goirigolzarri el banco nacionalizado desde 2012, cuando se produjo su rescate de 24.000 millones.

Indemnizaciones

Bankia, en la negociaciones, defiende también una buena posición para sus hombres en el staff y que no pierdan mucha categoría en su paso al campeón bancario nacional que se creará en España. Pero, lo que nadie duda y, así lo aseguran fuentes del sector, es que habrá salida de directivos que afectarán en gran medida a Bankia. Además, hay que tener en cuenta que las indemnizaciones que se tengan que realizar por el cese son menos elevadas en el grupo nacionalizado al tener topados los salarios por las imposiciones legales derivadas de las ayudas.

Para los ejecutivos de Bankia mantenerse en el nuevo conglomerado financiero es una oportunidad, no solo porque pertenecerán al mayor banco español, sino porque sus salarios se verán incrementados ya que las restricciones de salarios se eliminarán tras la transacción, ya que el Estado sólo contará con un 14-15% del capital. Sin embargo, su rango, para la inmensa mayoría será inferior al actual, si finalmente las exigencias de CaixaBank se plasman en el pacto que se sellará previsiblemente en los próximos días.

Está previsto que los consejos de administración analicen el proyecto para su aprobación. Aunque inicialmente se baraja este domingo, día 13, como fecha orientativa para la celebración de las reuniones de los órganos rectores, todo parece indicar que se pospondrá varios debido a la complejidad del plan y todos los trámites administrativos que conlleva. Hay que tener en cuenta que previamente, el Estado a través del Frob tendrá que hacer una valoración previa.

Bankia tiene limitadas las remuneraciones en 800.000 euros anuales, de los que 500.000 euros corresponden al salario y el resto, hasta un máximo de 300.000 euros, en concepto de retribución variable. La indemnización por su salida es, de manera general, suma dos veces esta retribución.

Estructura

Además de Goirigolzarri y Sevilla, la cúpula de Bankia está compuesta por el consejero director de Medios y Tecnología, Antonio Parra; el director financiero, Leopoldo Alvear; de Riesgos; Manuel Galarza; el secretario, Miguel Crespo, el de Personas y Cultura; David López; de Estrategia Digital y Transformación, Carlos Torres; de Banca de Particulares, Eugenio Solla; de Gestión de Activos, Fernando Sobrini; de Comunicación y Relaciones Externas, Amalia Blanco; y de Banca de Negocios, Gonzalo Alcubilla.

Por su parte, el equipo de CaixaBank está conformado, además de por Gortázar, por el director de Negocio, Juan Antonio Alcaraz; el de Recursos Humanos, Xavier Coll; de Riesgos, Jordi Mondéjar; de Banca de Inversión, Iñaki Badiola; de Medios, Luis Javier Blas; de Intervención y Control, Mathias Bulach; de Comuniación y Relaciones Institucionales, María Luisa Martínez; de Finanzas, Javier Pano; de Auditoría; Marisa Retamosa; de Seguros, Javier Valle; y de Secretaría General, Óscar Calderón.

Algunos de estos hombres parecen intocables para La Caixa, entre ellos Alcaraz, que es uno de los pesos pesados del grupo catalán. Los cambios en la estructura también afectarán a los consejeros, ya que el órgano rector del nuevo grupo tendrá que incorporar a los miembros de ambas entidades. Además el Frob se sentará él, con dos vocales (a lo sumo tres).

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

k123
A Favor
En Contra

Fernando Tadeo, no inventes.

La Caixa no es una entidad catalana sino Valenciana.

Se riguroso

Puntuación -9
#1
miguel
A Favor
En Contra

No es una fusión, el gobierno bolivariano ha regalado Bankia para mantenerse en la poltrona.

Puntuación 14
#2
Aurelio
A Favor
En Contra

Soy cliente de BANKIA................de momento!

Puntuación 9
#3
pep
A Favor
En Contra

Porqué le llaman fusión? Para engañar a otros tantos de miles de borregos con otro tema?

Es claro que la Caixa va a absorber a Bankia, con la inestimable ayuda del gobierno y su consiguiente condonación de los 20000 millones que todos los españoles les hemos dado para que Bankia no quebrara. De este modo ambas partes ganan, la Caixa sube al primer puesto del sistema bancario nacional sin desembolsar un sólo euro y aprovechando la ocasión para aligerar su personal, y el gobierno para tener los apoyos de los independentistas catalanes y seguir en su machito particular.

¿Qué quienes pierden? Ustedes, lectores inteligentes, saben perfectamente quienes vamos a perder.

Puntuación 2
#4
No pidas dinero al banco
A Favor
En Contra

Al final todo lo que importa es como se reparten los puestos directivos y como se “posicionan” estos seres de gomina y corbata y sus familiares dentro de la nueva estructura. Para el resto está claro su futuro, cierre de oficinas y despidos.

Puntuación 2
#5