Empresas y finanzas

Colonial pierde 26 millones hasta junio por una leve caída en la valoración de sus activos

  • El beneficio recurrente de la socimi crece un 20% y se sitúa en 83 millones
  • La actividad en el segundo trimestre ha crecido y la firma asegura que su balance es sólido
  • Los ingresos por rentas alcanzan los 177 millones, un 2% más, pese al Covid
Pere Viñolas, CEO de Colonial

Colonial cierra el primer semestre del año en números rojos, con unas pérdidas de 26 millones de euros, frente a un beneficio de 338 millones que registró en el mismo periodo del año pasado.

Este resultado se debe a una ligera caída, del 0,3% en la valoración de la cartera de la socimi a causa de la crisis del Covid. Así lo apunta la compañía, que cuenta con inmuebles por un valor bruto de 12.164 millones de euros.

Si bien, Pere Viñolas, CEO de Colonial, ha destacado que el beneficio neto recurrente, que no tiene en cuenta el impacto de la valoración de los activos, se ha elevado hasta los 83 millones de euros al cierre de junio, lo que supone un incremento del 20% y muestra la "estabilidad y solidez de la compañía", que cuenta con una liquidez de 2.488 millones y un ratio de endeudamiento (LTV) del 36,6%.

El directivo asegura que la socimi ha vivido un "segundo trimestre satisfactorio que se ha parecido más al mundo precovid que a lo que pensábamos que podía ser el mundo postcovid". De hecho, según Viñolas, la actividad de la socimi ha sido aún mayor entre abril y junio que en los tres primeros meses del año.

"En el primer trimestre tuvimos una actividad comercial equivalente a la firma de 13.500 m2, mientras que en el segundo trimestre se ha elevado hasta los 28.000 m2", apunta el CEO de Colonial, que destaca que además, en términos de precios, los nuevos contratos en el primer trimestre frente a diciembre experimentaron una revalorización del 6% y en el segundo trimestre el crecimiento de las rentas fue del 11%. En total, al cierre del primer semestre, la patrimonialista ha formalizado 32 contratos de alquiler de oficinas, correspondientes a 42.247 m2 y a rentas anuales de 16 millones de euros.

A pesar de esta buena evolución, Viñolas se muestra prudente con el recorrido de las rentas. "No esperamos grandes crecimientos. A diferencia de las previsiones de años anteriores, en las que hablábamos de aumentos de doble dígito, ahora esperamos una moderación del mercado", apunta.

Crecimiento de los ingresos, excepto en París

Concretamente, Colonial ha cerrado el primer semestre del año con unos ingresos por rentas de 177 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2% frente al año anterior. Por mercados, entre los tres de la socimi, destaca el incremento registrado en Madrid, que es del 31% y "se debe a un sólido incremento like for like del 7% en combinación con un incremento de rentas del 24% debido a una indemnización por la rotación anticipada de un cliente, así como la exitosa entrega de los activos de Avenida Bruselas 38, Castellana 163 y Ribera de Loira".

En el caso de Barcelona, los ingresos del portfolio de aumentan un 11%. Un incremento que se basa en un fuerte incremento like for like del 9% en combinación con un crecimiento de ingresos del 6% por la adquisición de Parc Glories II, que compensa la disminución de rentas por rotación de clientes en el proyecto Diagonal 525 y programas de renovación como Diagonal 530.

Por otro lado, los ingresos del portfolio de París se reducen un 5% debido principalmente a menores ingresos por la rotación de superficies en rehabilitación en los activos 103 Grenelle y Washington Plaza (en este caso tiene un impacto de -4%). Según Colonial, excluyendo este efecto los ingresos por rentas comparables disminuyen un (0,8%) like for like debido a bajas en los activos Galerie CE y Edouard VII

Impacto del Covid

Debido a la crisis del Covid, el equipo comercial de Colonial ha analizado y negociado sistemas de diferimiento o, con carácter excepcional, bonificación en el pago de rentas con un foco especial en todas aquellas empresas que se encuentren en dificultades financieras, como resultado y en el marco de la prohibición del desarrollo de sus actividades en el sector del comercio o del ocio.

El 41% de los clientes han mantenido conversaciones con el equipo comercial y se ha llegado a acuerdos con más del 80% de estos clientes, habiendo cerrado la totalidad de negociaciones en la cartera de clientes de España. Según explica Viñolas, después de "haber terminado todas las conversaciones y negociaciones con nuestros clientes el impacto de estas en los ingresos por rentas en España este año no será superior al 2%". Así, el directivo señala que este sector, en comparación con cualquier otro, "tiene una carga de inercia tremenda. Difícilmente nuestra realidad puede cambiar de forma brusca ya que tenemos buenos inquilinos y una extensión de los contratos bastante larga".

Además, la socimi ha blindado su cartera acordando con los clientes más afectados por la crisis, diferimientos del pago de rentas en el corto plazo a cambio de extender la duración de los contratos actuales. La media de meses en que se han extendido los contratos se sitúa entre 24 y 36 meses, que ha resultado en 800 meses de duración adicional en la cartera de contratos correspondiente a aproximadamente 40 millones de rentas futuras aseguradas.

Inversiones y ventas

Durante el primer semestre del año la compañía ha seguido llevando a cabo una gestión activa del portfolio y ha continuado con su estrategia de desinversión de activos non core. Así, Colonial ha desinvertido el Hotel Mojácar por un precio de 8,4 millones de euros, lo que corresponde a una prima del +22% sobre la tasación de diciembre de 2019. Adicionalmente, ha recibido 14 millones de euros correspondientes a pagos aplazados de la venta del Hotel Centro Norte realizada en 2019 y con posterioridad al cierre de junio, la socimi ha cerrado también, tal y como adelantó este medio, la segunda fase de la venta de su cartera de activos logísticos.

"Desde 2014 y hasta 2017 tuvimos una política de inversión fuerte con un volumen de unos 4.000 millones de euros. Si bien, desde finales de 2017 hasta la fecha nuestra actividad neta ha sido desinversora. Nos parecía la mejor gestión del balance de la compañía y lo normal a día de hoy es que seamos mas desinversores que compradores", explica Viñolas.

Concretamente, durante los últimos tres años, Colonial ha materializado desinversiones de activos no estratégicos por valor de 1.400 millones de euros, con primas de doble dígito sobre la valoración en curso. Si bien, la compañía sigue abierta al análisis de compra de activos prime ubicados en CBD de las tres ciudades en las que está presente.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Basurto
A Favor
En Contra

Hasta que no se quite el pelo a lo Paco de Lucia, los resultados no iran bien.

Puntuación 0
#1