Empresas y finanzas

El ministro de Agricultura sale en defensa del campo ante las acusaciones de esclavitud por parte de la titular de Trabajo

  • Yolanda Díaz ordena buscar lugares de encierro y magulladuras
  • El campo ha pedido la dimisión de la ministra de Podemos
  • Agricultura dice que "la esclavitud ya se acabó"

Nuevo cisma en el Gobierno. Si en mayo fueron las ministras de Economía y de Industria, Nadia Calviño y Reyes Maroto, las que tuvieron que salir en defensa del turismo ante los ataques al sector por parte del titular de Consumo, Alberto Garzón, ahora ha sido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, el que ha defendido al campo ante las acusaciones de esclavitud en el mismo lanzadas por la titular de Trabajo, Yolanda Díaz.

Planas ha afeado hoy a la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, las expresiones "absolutamente desafortunadas" que ha empleado en una reciente instrucción a los inspectores para que investiguen condiciones de "esclavitud laboral" en las campañas agrícolas.

En esas ordenes, la inspección pide que se vigile si "el trabajador presenta magulladuras" o si "están encerrados en el lugar de trabajo" con "signos visibles que indiquen que no puede abandonar el lugar de trabajo, como alambradas o la presencia de guardines".

El titular de Agricultura aseguró en declaraciones a la Cadena Cope que se trata de unas instrucciones habituales de vigilancia que cada año dicta la Inspección de Trabajo, "pero a las que en esta ocasión se han unido unas palabras desafortunadas que hacían referencia a esclavitud o servidumbre".

"La esclavitud acabó legalmente en 1886, y de hecho muchísimo antes. Me parece absolutamente desafortunada esta expresión y nadie duda de la honestidad de nuestros agricultores y ganaderos. A veces hay algún ejemplo que no es precisamente edificante, pero no debe ponerse en tela de juicio ni tachar la reputación de nuestros agricultores y ganaderos, que lo hacen bien", señaló Planas.

Antecedentes

Esta no es, sin embargo, la primera vez que un ministro de Unidas Podemos critica a las empresas o a una industria determinada. El titular de Consumo, Alberto Garzón, aseguró ya en mayo que el turismo "es un sector precario y sin valor añadido", lo que provocó fuertes críticas por parte de todo el sector, pidiendo incluso su dimisión inmediata.

En aquella ocasión, la Mesa del Turismo, que agrupa a la totalidad del sector, criticó ya duramente las declaraciones de Garzón. "Es inaceptable que una persona que ocupa un cargo de su relevancia demuestre semejante ignorancia y desconocimiento sobre el sector turístico español, puntero a nivel internacional y reconocida referencia del I+D aplicado a su ámbito", señaló el presidente de la organización, Juan Molas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin