Empresas y finanzas

Iberia y Vueling logran créditos por 1.010 millones a la espera del ICO

  • España impulsa una estrategia diferente a las de Francia y Austria

Tras varias semanas de duras negociaciones, Iberia y Vueling han conseguido cerrar con la gran banca española un préstamo de 1.010 millones de euros para amortiguar la crisis del coronavirus. Así, la aerolínea que preside Luis Gallego y la dirigida por Javier Sánchez Prieto suscribieron el último día de abril sendos contratos de financiación sindicada, cuya ejecución final está condicionada a que el ICO respalde el 70% del crédito.

Las entidades solicitarán al Instituto "la concesión de sendos avales sobre las financiaciones, siendo dicha concesión condición necesaria para la disposición de las mismas", informa IAG, matriz de las compañías, en un comunicado.

El acuerdo se presentó el mismo 30 de abril en el Instituto de Crédito Oficial, que tendrá que dar su visto bueno definitivo en los próximos días, aunque fuentes del sector informan que ya está todo consensuado, puesto que se ha estado negociando en paralelo con el Gobierno y el organismo de crédito. "El acuerdo está dentro del marco legal establecido por el Gobierno español para mitigar el impacto económico de Covid-19", señala el holding que dirige Willie Walsh.

A diferencia de las ayudas directas aprobadas por Francia a Air France y el plan de Austria para hacerse con una participación de Austrian Airlines (Lufthansa) a cambio de inyectarle 767 millones, el sistema habilitado por España son créditos blandos que no implican entrar en el capital de las compañías.

Según explica IAG, los contratos de financiación (750 millones para Iberia y 260 millones para Vueling) tienen una duración de cinco años, con fecha de amortización el 30 de abril de 2023, estando ambas aerolíneas facultadas para proceder a su repago en cualquier momento e incluyen una serie de cláusulas para proteger a los bancos.

"Los referidos contratos incluyen determinadas obligaciones no financieras para proteger la posición de las entidades financiadoras, entre las que se incluyen restricciones a la distribución de fondos a favor de socios directos o indirectos", informa el grupo IAG, que cerró marzo con 9.300 millones de liquidez y ha renovado una línea de crédito de British Airways por 1.250 millones. Esto implicaría que Iberia o Vueling no pueden utilizar los fondos para prestar apoyo a otras compañías del grupo como Level o la propia British Airways, que prevé despedir a 12.000 personas y dejar de operar en Gatwick.

Y es que, el crédito está destinado exclusivamente a pagar salarios, facturas, afrontar requisitos de capital de trabajo (recursos que requiere la empresa para poder operar) u otras necesidades de liquidez, incluidas las derivadas de las obligaciones tributarias. Es decir, Iberia no podría utilizar estos 750 millones de euros en pagar la compra de Air Europa, pactada por 1.000 millones a finales de 2019 y todavía pendiente del visto bueno de Bruselas.

Aunque Iberia asegura que no se está negociando actualmente ninguna rebaja del precio de la compra, lo cierto es que la posibilidad ya está sobre la mesa. La compañía está estudiando renegociar las condiciones de la operación para bajar el monto y estructurar los pagos en varios años. El objetivo es seguir adelante con la adquisición, que se afronta como una cuestión de Estado, pero salvaguardando la estabilidad financiera y liquidez de Iberia. Además, Air Europa, que todavía lucha por un crédito, ya no vale 1.000 millones de euros.

Las trabas de Iberia para lograr los avales del ICO se extienden por todo el sector aéreo, que muestra su preocupación por la falta de liquidez y ha enviado esta semana una carta al Ministerio de Transportes solicitando una serie de medidas para "la supervivencia y reactivación del sector del transporte aéreo". Entre ellas, pide "agilizar la concesión de líneas ICO a las aerolíneas" y que el instituto de crédito "avale el 90% de la cuantía de las líneas de financiación ante las reticencias de las entidades de crédito por el elevado riesgo de quiebra y la incertidumbre sobre el futuro del sector aéreo".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
xulioim34
A Favor
En Contra

No hubiera sido mejor meterse como los franceses o alemanes?

En un futuro se habría podido influir en una posible recuperación de la aerolínea

Puntuación -1
#1