Empresas y finanzas

MásMóvil comprará algún operador en 2020 y luego se planteará dar dividendo

  • Spenger: "MásMóvil es capaz de levantar pasta y comprar financiación"
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. Imagen de archivo.

MásMóvil prevé acometer la compra de algún operador español durante este año, aunque sea "pequeño", e impulsar su negocio en Portugal a través de acuerdos con mayoristas o desplegando red, al tiempo que "analizará en serio" el reparto de dividendo en 2021.

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, en un desayuno informativo organizado por Expansión este miércoles, se ha comprometido a que la empresa (que en 2019 dejó su deuda en menos de las anunciadas 3,7 veces el ebitda) será "proactiva" en una "consolidación" del sector que ve "conveniente" .

"Comprarlos a todos"

Spenger ha bromeado con la posibilidad de comprar Vodafone España, algo que llegó a publicarse: "Nos interesa comprarlos a todos, Telefónica incluida", ha dicho para descartar acto seguido que exista cualquier intención al respecto. "Es justo con los empleados no generar ninguna duda en esto".

"No se está gestionando o planificando una venta o fusión de la compañía"

Igualmente, tampoco se está "gestionando o planificando una venta o fusión de la compañía", sino que "trabajamos para tener éxito en el largo plazo".

Sin embargo, ha defendido que "sí tiene sentido un nuevo proceso de consolidación" en un sector que va camino de tener seis operadores convergentes de ámbito nacional, mientras que en Europa "la tendencia" es de tres.

"Juntar empresas del sector genera valor y sinergias muy relevantes, especialmente por las redes y las inversiones necesarias", ha dicho, para matizar a continuación que, en ese proceso, MasMóvil se ve "en la parte proactiva" y cuenta con el apoyo de accionistas y del mundo financiero. "MásMóvil es capaz de levantar pasta y comprar financiación", ha defendido.

"Probablemente compraremos algo este año, aunque sea una operación pequeña"

Así, "probablemente compraremos algo este año, aunque sea una operación pequeña. Algo se va a materializar este año seguro", ha anunciado el directivo, aunque entre sus prioridades no están los pequeños operadores locales con red propia de fibra, por la dificultad que entraña la estandarización de infraestructuras.

También descarta apostar de nuevo por la venta de infraestructuras, porque "es una fórmula de optimizar la liquidez a corto plazo", pero "no es la estrategia".

Fuera de España

"Portugal nos encanta y también la idea de un mercado ibérico", ha dicho Spenger sobre el único país extranjero donde MásMóvil tiene presencia. Recientemente compró Cabonitel (dueña de Oni y Nowo) y un mes después ya recibió una oferta para recomprarla por más del doble, según el directivo.

Esa compra le permite controlar un 20% del mercado luso, según sus datos, y ahora busca crecer, ya sea a través de acuerdos con mayoristas de móvil y/o fibra, o desplegando infraestructuras de la mano de un fondo, "para no tocar el capex de MásMóvil", y haciéndose con más espectro.

"Tenemos un relevante potencial de crecimiento en Portugal", ha argumentado, aunque el "foco" sigue estando en España, sin que haya a la vista operaciones en terceros países.

¿Para cuándo el dividendo?

En un sector en el que es tradicional el reparto de dividendo y después de llevar años posponiendo la decisión, MásMóvil "probablemente" analizará "en serio" este asunto en 2021, un año en el que espera una generación de caja "muy relevante" gracias a la irrupción masiva del 5G.

En cualquier caso, ha insistido en que el perfil de deuda de la compañía es atractivo y ha anunciado que al cierre de 2019 logró reducir su peso más de lo previsto, con lo que quedará en menos de 3,7 veces el resultado bruto de explotación (ebitda), para dejarlo por debajo de 3 para el año que viene.

"Ser normales no va con nosotros", ha dicho el directivo, que se dice decidido a "seguir innovando" y asegura no ver "indicios" de que la empresa vaya a dejar de crecer" a los ritmos actuales, tras un 2019 "de récords" que parecer haber dejado a los accionistas y a su propia cúpula directiva "bastante contentos".

Otro de los objetivos de la empresa es "ser el operador con mayor impacto social", con mayor grado de satisfacción de sus clientes y con retorno para sus accionistas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.