Empresas y finanzas

El año 2020 arranca con una subida generalizada del precio del transporte

  • El gasóleo cierra el año con su mayor ascenso en una década y se esperan más impuestos
Trenes de Renfe entrando en la estación. Foto: Archivo.

El año 2020 arranca con subidas generalizadas en el transporte, mientras que encender la luz, poner la calefacción o abrir el grifo será más barato para los españoles en un momento en el que se espera que el IPC suba en torno al 1% y la revalorización de las pensiones depende de la formación de Gobierno.

Renfe ha sido de las primeras en anunciar que viajar en tren será más caro, pese a que desde la Unión Europea y el Ejecutivo se está maniobrando para desincentivar el uso del coche privado. Así, a la espera de que en abril se ponga en marcha el servicio de bajo coste y alta velocidad Avlo, el operador ferroviario ha anunciado una subida del precio del AVE por primera vez desde 2017.

En concreto, ha aprobado un alza general del 1,1% sobre las tarifa base de todos los servicios comerciales, que incluye en AVE, Euromed y Larga Distancia convencional. En la Media Distancia, el billete sencillo subirá el 1,2% y viajar en Cercanías, que lleva sin registrar incrementos desde 2015, será un 1% más caro. En este punto, Renfe apunta que los títulos multiviaje se mantendrán congelados, para no penalizar a los viajeros recurrentes.

El billete sencillo de la zona 1 del metro de Barcelona costará 2,4 euros, un 9% más

Si viajar en Cercanías puntualmente será un poco más caro en 2020, optar por el metro en Barcelona para ir de un sitio lo será mu-cho más. A partir del 1 de enero, el billete sencillo de la zona 1 costará 2,4 euros, un 9% más que hasta el 31 de diciembre de 2019. A su vez, la AMB ha eliminado el bono de diez viajes (10-T), que se podía usar todo el año y era transferible, y lo ha sustituido por el T-Casual, que costará 11,35 euros, frente a los 10,2 euros de T-10, será unipersonal. También ha creado una T-Usual para sustituir a bono mensual. En este caso, aunque la tarjeta pasa a ser personalizada, el precio baja de los 54 euros a los 40 euros cada 30 días.

En Madrid, la Consejería de Transporte de la Comunidad ha confirmado que los precios de casi todos los billetes seguirán un año más congelados (llevan sin subir desde 2013). La excepción es el bono mensual para los mayores de 65 años, que bajará de los 12,3 euros a los 9,3 euros. En Valencia, la EMT congelará los precios, pese a que planteó la gratuidad de los viajes.

Dentro de los servicios de transporte público, el taxi madrileño arrancará el año con varias novedades. En primer lugar, se pondrá en marcha el precio cerrado, aunque éste finalmente estará condicionado al taxímetro, y en segundo lugar se ha aprobado una subida del 1,1% en la tarifa 2, que es la que se aplica los fines de semana y todas las noches, cuándo hay más demanda de este tipo de transporte. En concreto, la bajada de bandera pasa de los 3,1 euros a los 3,15 euros y el precio por kilómetro sube en cinco céntimos, hasta los 1,35 euros.

La factura del aguas congela en Alicante, se recortará en Barcelona y subirá en Sevilla

El Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida finalmente no ha aprobado la rebaja del 10% para los días de alta contaminación, ni ha permitido que las aplicaciones ofrezcan variaciones de precios en función de la demanda, ya que la tarifa final estará sometida al taxímetro, por lo que si el precio cerrado es mayor de lo que marque éste último se pagará dicha tarifa.

En Barcelona, donde el precio cerrado funciona desde hace unos meses, se ha aprobado un alza generalizada del 1,1% en las tarifas del taxi para 2020. Aunque la AMB ha decidido eliminar el suplemento de un euro por maleta, ha incrementado otro tipo de suplementos para compensar la bajada. Por ejemplo, el suplemento con origen y destino el aeropuerto y la estación marítima de Moll pasará de los 3,1 a los 4,3 euros, mientras que los de la Fira y los de la Estación de Sants aumentarán de los 2,1 euros a los 2,5 euros.

Pese a llevar varios años a la baja por la fuerte competencia y la sobrecapacidad, el transporte aéreo se suma a la lista de los medios de locomoción que subirá en 2020. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los billetes de avión han registrado alzas interanuales en España desde septiembre, algo que no pasaba desde mayo de 2018, y seguirán subiendo en términos generales a lo largo del siguiente ejercicio. Y es que, según apunta el Air Monitor 2020 de GBT, el precio de los billetes en Europa crecerá un 1% en los viajes dentro de la unión y en torno al 1,8% en España. El informe señala que, pese al freno al crecimiento de la oferta, el alza del crudo y a la incertidumbre política y económica, las aerolíneas no tendrán margen para subir mucho más los precios. Paralelamente, las tasas aeroportuarias de Aena se rebajarán un 1,44% adicional el año que viene, tal y como ha aprobado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Dentro del transporte, moverse en coche será mucho más caro en 2020 que en el año que ahora acaba, ejercicio en el que el combustible se ha anotado la subida más alta en diez año. Según los datos publicados por el Oil Bulletin, el precio de la gasolina ha aumentado un 7,53% mientras que el diésel ha escalado un 9,37% y el barril de petróleo tipo Brent se ha revalorizado un 23,2%. Así, la gasolina y el gasóleo están cada vez más caros y todavía no ha entrado en vigor el paquete tributario que acompañaba al proyecto de Presupuestos de 2019 y que buscaba equiparar el coste del litro de diésel con el de gasolina. En concreto, el tributo, que depende de la próxima formación de Gobierno y la aprobación de unos nuevos presupuestos, supondría una subida de 38 euros por cada mil litros de gasóleo.

A su vez, el precio medio de los peajes de las autopistas que conforman la red estatal subirá un 0,84%, encadenando tres años consecutivos de ascensos. Las subidas no afectarán a las autopistas quebradas, que ahora dependen de Seittsa, y se da en un momento en el que el Ejecutivo está levantado el peaje de las autovías que concluyen su concesión. En Cataluña moverse en coche será todavía más caro que en el resto del país ya que la Generalitat empezará a cobrar en noviembre de 2020 el impuesto a las emisiones de CO2 de los vehículos, que gravará a 3,6 millones de turismos y furgonetas.

Dentro de las comodities que suben, también se encuentra la bombona de butano, que empezará el año arrastrando un alza del 4,8%. Por su parte, la electricidad bajará hasta un 12% y el gas el cuatro% de media entre las distintas tarifas de último recurso (TUR) mientras que las telecos han asegurado que congelarán los precios de la cuota de línea el año que viene. El precio de la electricidad ha dado un respiro a las familias españolas en 2019 y lo seguirá haciendo en las primeras semanas, a la espera de que los recortes aplicados por la CNMC lleguen a los recibos de los consumidores.

La luz y el gas bajarán en enero, mientras que el butano empieza el ejercicio con un alza del 4,8%

Y es que, según las previsiones del mercado de futuros, el precio mayorista para el próximo mes de enero bajará de los 67,9 euros/MWh a los 48,7 euros. El ajuste impactará directamente en la factura de la luz puesto que el Ministerio de Transición Ecológica ha decidido congelar los peajes, que suponen el 60% de la misma. En cuanto al agua, el Canal de Isabel II (Madrid) todavía no ha comunicado los precios para el año que viene. "Las tarifas se encuentra en proceso de tramitación. De momento seguirán vigentes las de 2019 que fueron congeladas", aseguran desde el Canal mientras que en Barcelona se ha aprobado una rebaja del 4,95%, menor que la del 5,7% planteada inicialmente por la AMB, pero que supone un cambio frente a las subidas de otros años. En Alicante el precio del agua también se congelará mientras que en Sevilla la empresa Emesa ha propuesto un alza del 7% de la factura para recaudar 10,4 millones más.

Mientras, se espera a que la situación política se aclare para aprobar la subida de las pensiones prometida del 0,8%, el alza de los sueldos públicos del 2% y del salario mínimo interprofesional (SMI), que el PSOE y Unidas Podemos quieren que llegue a los 1.200 euros al final de la legislatura (actualmente está en 900 euros).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

TOMADURA D PELO
A Favor
En Contra

Luego nos dirán que ha subido el 0,8 anual y "tan contentos" a seguir tomándonos el pelo y a seguir perdiendo poder adquisitivo como todos los años.

Puntuación 9
#1
cum.fraude
A Favor
En Contra

Bueno, a ver si es verdad, hemos pasado de trenes con vagones medio vacios a tener que reservar con semanas de antelación porque van llenos de chusma por la moda de los viajes y el "yo estuve allí"!! Después encima llegan los accidentes de los domingueros que se perdieron en la sierra o en una cueva, y a tirar de bomberos y helicópteros!! Pero a doblar la bisagra no se apunta ni perry!! jaja

Mejor quedarse en casita o tomándose unas birras que cuando pinten bastos, y quedan 2 telediarios, no van a dejar ni los palos del sombrajo!!

Puntuación 5
#2
De cajón
A Favor
En Contra

Hay que consumir el mínimo imprescindible, no por tacaños sino para echar a esta chusma que va a entrar en un periquete. Le van a sangrar a impuestos, a spm.

Si les cortas el suministro, van a subsidiar/comprar momios/votos, con lo que yo les diga !!!

Puntuación 5
#3