Empresas y finanzas

¿Cómo sorteará Iberia a Competencia para cerrar la compra de Air Europa?

  • Controlarán el 56,6% del mercado doméstico español y el 26% de las rutas entre América Latina y Europa
  • La aerolínea compra a su rival en Barajas para defender su trono en el Nuevo Continente
Luis Gallego da la mano a Javier Hidalgo tras cerrar la compra de Air Europa

Iberia ha pactado la compra de Air Europa por unos 1.000 millones de euros en efectivo para defender su trono en América Latina y hacer de Madrid un gran hub europeo, que le permita competir cara a cara con KLM, Air France o Lufthansa.

La compañía que preside Luis Gallego aceleró los contactos con la cúpula de Globalia tras ver amenazado su trono en América Latina por la compra del 20% de Latam por parte de Delta y el interés de Air France en hacerse con Air Europa, con la que ya había pactado crear una joint venture para potenciar su peso en el mercado americano. Así, con esta operación, Iberia cortará las alas a la compañía francesa en América Latina, donde Air Europa le hacía de puente, y dejará de tener que luchar contra los gigantes europeos con la desventaja que supone tener un competidor directo en tu propia casa (Barajas), algo que ninguna de las tradicionales aerolíneas de bandera tiene en sus respectivos países.

Además, la adquisición refuerza la posición de Iberia al implicar un aumento del 60% de la flota con 174 aviones, el control del 58% del tráfico de pasajeros de Barajas y del 65% de los asientos ofertados entre España y America Latina y más de 38 millones de pasajeros en total. Y es que, aunque Air Europa seguirá operando con su marca y como una aerolínea independiente, se integrará en IAG a través de Iberia Opco Holdings por lo que sus resultados consolidarán con los de la aerolínea de bandera por lo que sus ingresos crecerán de golpe un 40,8% a los 7.249 millones y se generarán sinergias. Un tamaño y control del hub madrileño que llevará a las autoridades de la competencia a mirar con lupa la operación.

Así, el cierre definitivo de la operación, que se ha pactado en plena ola de quiebras en el sector aéreo, está pendiente del visto bueno de las autoridades de la Competencia. Todavía no está claro si la decisión recaerá sobre el organismo europeo, al incumbir a dos países (Reino Unido y España) o si le tocará al superregulador que dirige José María Marín Quemada, al ser una operación que afecta al mercado español. Según explica Iberia, conseguir el respaldo de competencia puede demorar el cierre de la operación hasta julio de 2020.

La propuesta de Iberia contemplaría la renuncia a slots en algunas rutas

Pese a que la adquisición despierta ciertas dudas, por la fuerte concentración en el mercado español (controlaría casi el 56,6% del tráfico aéreo doméstico), fuentes cercanas a la operación están convencidos de que Competencia no frenará la integración ya que la propuesta de Iberia contemplaría la renuncia a slots en algunas rutas en las que la suma de ambas compañías implique una posición de dominio y lastre la libre concurrencia de empresas. Y es que el regulador analiza las operaciones de concentración de aerolíneas por rutas, no por su presencia en los aeropuertos. Por ejemplo, en la línea que une Madrid y Colombia, Avianca tiene más de la mitad de la cuota de mercado, por lo que la unión no será un problema.

En este punto, hay que recordar que las rutas de Iberia y Air Europa son bastante complementarias porque la firma mallorquina ha apostado por diversificar y volar a distintas ciudades y mientras la firma que preside Luis Gallego concentra su operativa en Buenos Aires, Air Europa llega a otras zonas.

Por su parte, la Comisión Europea explica en su página web que la regulación prohíbe las fusiones que impliquen una reducción significativa de la competencia en el mercado único y que den lugar a empresas que puedan subir los precios. En el caso concreto de Air Europa e Iberia, su tamaño a nivel europeo no supondrá un peligro para la operación en temas de competencia ya que juntos tendrán el 18,8% de la cuota de mercado entre Europa y América Latina según Barclays, cifra que Credit Suisse sube al 26%.

En el corto radio europeo apenas concentrarán el 3,9% del tráfico mientras que en España sí que se comerán más de la mitad del mercado por lo que tendrán que reducir frecuencias. La Unión Europea ya vetó en su día la compra de Aer Lingus por parte de Ryanair.

Por su parte, otras fuentes apuntan que se estaría estudiando la posibilidad de potenciar el negocio de corto radio en una de las compañías y el de largo radio, que con la combinación sumará 64 aviones, uno menos de KLM, en la otra, para hacer un negocio más complementario, que impulse la capilaridad de las de las aerolíneas y permita llegar a más destinos y llenar los aviones en el hub madrileño.

IAG ha acordado pagar 40 millones de euros a Air Europa si la operación no sale

Aunque las partes confían en superar la fase de análisis sin problemas, IAG ha acordado pagar un break fee de 40 millones de euros a Air Europa en el caso de que no se obtengan las autorizaciones regulatorias pertinentes y que alguna de las partes decida resolver el acuerdo, informa IAG en un hecho relevante. Documento en el que también ha explicado que la adquisición se financiará con deuda externa, lo llevará a la deuda neta respecto al ebitda del holding a ser 0,3 veces mayor (cerró el tercer trimestre de 2019 en 1,2 veces). En este punto, fuentes cercanas al grupo explican que la operación va a costar más de los 1.000 millones de euros anunciados, puesto que se incluirá deuda de la aerolínea.

Pese a que la todavía aerolínea de la familia Hidalgo gana dinero y ha crecido mucho en los últimos años, su incorporación a IAG es una operación que le beneficia. Por un lado, permitirá a Air Europa beneficiarse de las economías de escala y de las ventajas de contar con el respaldo de un gran grupo para lograr sinergias y seguir creciendo en un entorno complicado, marcado por la consolidación del sector. A su vez, los Hidalgo consiguen una fuerte inyección de dinero para entrar en el mercado ferroviario, que tiene un gran potencial. Globalia forma parte del consorcio, liderado por Talgo, que ha presentado una oferta por el paquete C.

"Dispondrá de más conectividad y masa crítica para abrir nuevas rutas"

La compra de la aerolínea mallorquina, que se cerró el domingo a las 5.30 horas y se negoció casi íntegramente en casa de Javier Hidalgo, en el secreto más absoluto, permite a Iberia ganar tamaño en Madrid, generar economías de escala, ganar eficiencia,mejorar los margenes, enfrentar mejor los vaivenes de la economía de América e impulsar una red de rutas entre Europa y el Nuevo Continente, gracias a que dispondrá "de más conectividad y masa crítica para abrir nuevas rutas", explica la compañía en una nota de prensa.

Linklaters ha asesorado a Globalia en la operación, en la que también han participado KPMG, y Garrigues como asesor de Iberia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Artículo pagado por Iberia. El bloqueo por falta de competencia debería de ser clarísimo.

Puntuación 0
#1