Empresas y finanzas

Los fallos de diseño en el avión 737 Max 8 de Boeing fueron determinantes en el accidente mortal en Indonesia

Avión modelo 737 MAX de Boeing.

la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte de Indonesia (KNKT) ha confirmado que los errores en el diseño y en el proceso de certificación del Boeing 737 Max 8 fueron determinantes en el accidente en octubre de 2018 en el país asiático, que dejó 189 muertos.

Así lo afirman estos investigadores en su informe definitivo sobre el accidente, adelantado por la agencia Reuters y que se publicará oficialmente esta tarde.

En él apuntan a los fallos en el diseño se agravaron por la falta de información de los pilotos sobre el sistema de control de vuelo, errores en el mantenimiento de la aeronave por parte de Lion Air, entre otros factores.

"El diseño y la certificación de la función MCAS fue inadecuada"

"La investigación considera que el diseño y la certificación de la función MCAS (Sistema de Aumento de las Características de Maniobra, en inglés) fue inadecuada", añade.

Pocos meses después del accidente mortal en Indonesia, 157 personas murieron en otro producido en Etiopía con otro 737 MAX de Boeing. Las autoridades del país también defendieron en su informe que la causa fue un fallo técnico en el software del avión.

La aeronáutica estadounidense anunció hace un mes que indemnizará con 144.500 dólares a los familiares de cada una de las víctimas mortales de los dos accidentes.

Boeing estudia el informe

Asimismo, Boeing ha informado hoy de que está estudiando las recomendaciones de seguridad de Indonesia para mejorar los sistemas de cabina y la supervisión por parte de los reguladores estadounidenses.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.