Empleo

La mitad de vacantes en hostelería se quedarán sin cubrir en verano: estas serán las zonas más afectadas por la falta de camareros

Fotografía de Manuel Lorenzo (EFE)

La mitad de los puestos de trabajo para la hostelería quedarán desiertos de nuevo este verano. El problema ya crónico de la falta de mano de obra se agrava con la llegada de las vacaciones, de los viajeros internacionales y lastra el crecimiento del sector.

Las dificultades para encontrar personal en los periodos de temporada alta, en general, y en verano, en concreto, se repiten cada año en los bares y restaurantes españoles, y este año no va a ser una excepción. Ya en 2023 la patronal Hostelería de España aseguró que el 50 % de los empleos ofertados en el sector para esa temporada iba a quedar desierto, una cifra que ha vuelto a poner sobre la mesa este año en declaraciones a EFE el secretario general de la asociación, Emilio Gallego.

Falta de conciliación y dificultades para encontrar alojamientos para los trabajadores de zonas costeras son algunos de los factores que provocan este problema crónico.

El sector hostelero lo tiene claro: falta personal y cada año se hace más palpable la necesidad de contratar nuevos profesionales para hacer frente a una demanda que no deja de crecer, de la mano de los récord en turismo. La patronal busca soluciones como la de contratar "contingentes" de trabajadores extranjeros, una propuesta que es rechazada por lo sindicatos.

Según los datos de Hostelería de España, los bares y restaurantes esperan incrementar esta temporada entre un 5 % y 10 % sus cajas, sobre los ya abultados datos de facturación del verano pasado. Las perspectivas de negocio son muy buenas, ahora bien, la dificultad para contratar lastra a un sector que vive en primera persona algunos "problemas estructurales" como una pirámide de población cada vez más envejecida, ha explicado el portavoz de la patronal.

Un problema asimétrico

El problema de la falta de empleo en la hostelería es asimétrico, ya que cada zona del país se ve afectada por unas razones diferentes.

Por ejemplo, en las Islas Baleares y en Canarias la situación recae, sobre todo, en la dificultad que supone para los trabajadores que se trasladan hasta allí en la temporada de verano encontrar un alojamiento. Estos empleados se encuentran con obstáculos para encontrar pisos debido a la falta de oferta y al elevado precio de los alquileres, ha declarado a EFE el director de Adecco Hostelería y Turismo, Ángel Solves.

Por otro lado, según Solves, las zonas que cuentan con unos mejores convenios colectivos encaran con más facilidad la búsqueda de personal, ya que esas condiciones hacen más atractivo el trabajar durante el verano, algo que ocurre, ha confesado, en la costa del sol.

"Hay mucho volumen de ofertas de empleo por parte de los negocios", ha confirmado el responsable de Adecco, a la vez que ha asegurado que existen "dificultades" a la hora de cubrir esas posiciones durante la temporada de verano.

Con el calor de julio los bares tratan de hacer frente a una temporada que, pese a las dificultades laborales, tanto los propios negocios como la empresa de contratación, esperan que sea buena.

El foco en los extranjeros

Por ello, "para muchos sectores, la llegada de trabajadores extranjeros es la única opción (para cubrir los puestos)", ha señalado el secretario general de la la patronal Hostelería, Emilio Gallego. Una propuesta que, en el caso de la hostelería "sería lo ideal", ha añadido. La iniciativa, ya deslizada el pasado año por la patronal hostelera de Cádiz ante la falta de empleados, no ha tenido "un entorno receptivo por parte de la administración", ha lamentado Gallego, quien ha insistido en presentar esta opción como una solución viable.

"¿Les van a ofrecer a esos contingentes hospedaje durante el tiempo que trabajen?", se ha preguntado el responsable de Hostelería de Comisiones Obreras (CCOO), Gonzalo Fuentes, quien rechaza esta iniciativa. "No faltan trabajadores, faltan derechos", ha asegurado el portavoz del sindicato.

Para Fuentes, la pandemia supuso un punto y aparte en el sector, pues, con el turismo ya recuperado, la carga de trabajado ha aumentado, y con la inflación también lo han hecho los precios.

"El sector va como un tiro", ha resumido el responsable de hostelería de CCOO, a la vez que ha recriminado no ver esta mejora reflejada en las condiciones laborales de unos trabajadores que, cada vez más, buscan una mejor conciliación entre la vida laboral y la privada.

A juicio del responsable del sector de la hostelería de UGT, Omar Rodríguez, el sector "ha perdido la capacidad de ser atractivo" debido a las condiciones que arrastra, de las que ha destacado los bajos salarios, la conciliación y la dificultad para hacer carrera.

Sobre la propuesta de la patronal de cubrir los puestos vacantes con trabajadores extranjeros, Rodríguez ha considerado que es una medida "cortoplacista" y no solventa la situación del sector.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud