Economía

La extraña desaparición de los camareros: el motivo que explica la escasez de trabajadores en hostelería y comercio

  • Los camareros y los dependientes han optado por reciclar sus habilidades
  • Las vacantes en hostelería y comercio están disparadas, según el INE
  • Los bares y restaurantes se llenan de cárteles: '"Buscamos personal"
La terraza de un restaurante lleno hasta las trancas. Foto de iStock.

El mercado laboral español está viviendo una situación cuando menos singular. Dos de los sectores más importantes de este mercado fueron casi 'condenados' a muerte durante la pandemia. El covid tenía el potencial para reducir sobremanera el tamaño de la hostelería y el comercio. Sin embargo, pocos años después, estos sectores no solo se han recuperado, sino que están sufriendo una escasez de mano de obra acuciante. Buena parte de los bares y restaurantes están 'decorados' con carteles en los que se puede leer: "Buscamos personal". Estos establecimientos no encuentran camareros, mientras que los comercios tienen problemas para completar sus plantillas (vendedores, dependientes, etc.). La gran pregunta es, ¿dónde están todos los camareros y dependientes?

En cuestión de tres años, la situación de los camareros y trabajadores del comercio ha sufrido un giro de 180 grados. Como se diría en los mercados de materias primas, se ha pasado de la abundancia a la escasez casi en cuestión de meses. La pandemia dibujó un futuro aterrador para miles de negocios y trabajadores cuyo día a día requería del contacto social con otras personas. En lo peor del covid se llegó a prever de forma casi segura una auténtica transformación del tejido productivo en España, que dejaría a miles de camareros y trabajadores del comercio en una situación muy compleja: reciclarse o 'morir' laboralmente.

Todo hace indicar que estos trabajadores del sector servicios se tomaron muy en serio las advertencias y se reciclaron. El problema es que la hostelería y el comercio no solo no 'murieron', sino que incluso han resurgido con más fuerza, generando una situación totalmente inesperada: faltan miles de camareros y trabajadores del comercio.

Desde Arcano Research explican que las vacantes no cubiertas han aumentado de forma notable tras la pandemia. En el periodo 2019-2023, la población activa (ocupados y desempleados que buscan activamente empleo) se incrementó en 919.000 personas. Sin embargo, cuando este análisis se hace por sectores, se puede ver que la gran mayoría del aumento de la población activa se centra en sectores de mayor cualificación y el sector público (administración, educación y sanidad). Sin embargo, el agregado 'Comercio y Hostelería' ha mostrado un descenso de 82.000 personas en el mismo periodo.

Esta tendencia contrasta con la del cuatrienio anterior (2015-2019), cuando se produjo un incremento de 276.000 personas (empleadas o buscando empleo en dicho sector) en al agregado 'Comercio y Hostelería'. Desagregando aún más el descenso del último cuatrienio, los economistas de Arcano Research encuentran que la caída de 82.000 personas se debe en gran parte al comercio, que pierde 64.000, y a la hostelería, donde la población activa ha caído en 18.000 personas.

De camareros a estudiantes

Sin embargo, cuando se bucea en los datos de hostelería se puede observar una curiosa dicotomía: mientras que la rama de alojamientos ha ganado 13.000 personas, la de bares y restaurantes ha perdido 32.000. ¿Dónde están todos esos camareros (trabajadores de la hostelería en general) y trabajadores del sector comercio? Una de las respuestas apunta a que una parte nada desdeñable de esas personas que antes del covid trabajaban en el comercio y la hostelería estarían ahora estudiando.

Aunque desde Arcano Research admiten que no resulta sencillo sacar conclusiones definitivas y exactas por la falta de datos, se ha podido observar que los ocupados en 'Comercio y Hostelería' que estaban cursando estudios en el periodo 2019-2022 aumentaron en 190.000 respecto a los tres años anteriores. "En nuestra opinión, la tendencia nítida en la proporción de ocupados por sectores que cursan estudios podría extrapolarse cuantitativamente a aquellos que no han vuelto a sus trabajos", aseguran desde Arcano Research. Los confinamientos y las medidas de ayuda pública generaron el caldo de cultivo idóneo para que estas personas replanteasen su futuro.

Otra explicación alternativa para la que tampoco existen datos claros es el de los flujos migratorios durante el covid, que se paralizaron por completo, dejando al sector de la hostelería y el comercio sin parte de su mano de obra. Esto se vería agravado por la anterior es la posible vuelta a 'casa' de parte de los extranjeros que estaban en España cuando estalló la crisis sanitaria en cuanto se relajaron las restricciones a la movilidad internacional. Decidieron volver a su patria porque eran incapaces de llegar a fin de mes en España con las ayudas públicas o porque percibieron que su futuro se complicaba en los dos sectores más afectados por la pandemia.

En este contexto, las dificultades para el sector han arreciado tas la reforma laboral. Aunque la hostelería y el comercio no han sido históricamente ajenas a fórmulas de contratación indefinida de temporada como son los fijos discontinuos (históricamente esta modalidad se creó específicamente para ellos), el aumeno de los costes laborales por las subias del SMI ha mermado su capacidad para competir en otros sectores que ofrecen las mismas condiciones o incluso mejores. Ejemplos claros son la logística o la construcción, que salieron reforzados tras la pandemia con un gran peso del empleo indefinido.

Parecidos con el problema de la construcción

Volviendo al análisis de Arcano, si la causa de esta 'desaparición' de camareros y depedientes que han vuelto a estudiar, el fenómeno podría recordar al que ocurrió durante la crisis financiera, cuando millones de jóvenes abandonaron el sector de la construcción para retomar sus estudios. El pinchazo de la burbuja financiera también contribuyó a reducir el abandono educativo temprano, aunque no tanto como una tasa de paro juvenil que se llegó a disparar al 57%. Pero la situación actual en comercio y hostelería provocada por la pandemia presenta matices muy diferentes, ya que no responde a una crisis sectorial, sino a los confinamientos provocadas por la pandemia.

Unas restricciones que entre 2020 y 2021 dieron margen a los camareros y dependientes, muchos de los cuales veían sus empleos temporales suprimidos por la situación, a replantearse su futuro profesional y formarse en otras competencias, especialmente a través de Internet. Las empresas no pasaron por el mismo proceso de actualización y confiaron en que la vuelta a la normalidad, sobre todo en el sector turístico, recuperaría a sus trabajadores de una manera prácticamente automática.

Sin embargo,como muestra la evolución de las vacantes de empleo no ha sido así. Entre el tercer trimestre de 2019 y desde 2023 (último dato disponible) la demanda de trabajadores se ha disparado un 63% para la hostelería y un 34% para el comercio. Solo la de profesionales científicos y técnicos e informáticos y programadores (que se han disparado un 70% en este tiempo) supera la de los camareros. Es decir, el sector que demanda trabajadores con menos cualificación se equipara a las profesiones claves para la modernización tecnológica y digital de la economía española.

Si ponemos estos datos en relación con el análisis de Arcano, parecen ilustrar con claridad el argumento de que, seguramente, muchos trabajadores de la hostelería y el comercio han aprovechado la pandemia para actualizarse más que sus antiguas empresas. Aun así, estos sectores aún cuentan con un flujo relevante de la mano de obra inmigrante, como contamos en elEconomista.es. La incógnita es cuánto podrán mantenerse en esta situación, con un modelo de negocio que tiene dificultades para adaptarase a los cambios en el mercado de trabajo tras la pandemia, no solo demográficos, sino también legislativos con la nueva reforma laboral.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud