Empleo

Así operan los funcionarios 'fantasmas': cobrar más de 500.000 euros por no trabajar en 15 años

Foto: Dreamstime.

El absentismo laboral es una materia pendiente (y preocupante) en España. Según datos del último 'Informe de absentismo del cuarto trimestre de 2023' de Randstad, los niveles suponen que 1,4 millones de personas no acudieron a su puesto de trabajo de promedio diario en el último trimestre de 2023, de las cuales un total de 1,07 se encontraban de baja médica. Es decir, que unas 325.000 personas se ausentaron cada día de su puesto de trabajo sin justificación alguna, un 23,2% del total de personas que no fueron a trabajar. Con estos datos, reaparecen las historias de los funcionarios 'fantasmas' que no se presentaron a su lugar de trabajo durante un largo tiempo y llegaron a cobrar más de 500.000 euros.

Existen historias en el mundo laboral que pueden resultar surrealistas. Entre ellas, las de empleados que durante más de 5, 10 o 15 años no constan actividad alguna en sus lugares de trabajo y que, pese a ello, siguieron recibiendo su salario mensual. Hablamos de aquellos que burlaron las "reglas contractuales" (incluso en cargos públicos), que tuvieron graves sanciones y que no se les echo de menos en sus escritorios de oficina.

En España existen dos casos conocidos. El último y más reciente fue el de Carles Recio, el funcionario de la Diputación de Valencia que estuvo 10 años sin ir a trabajar y que fue descubierto en agosto de 2017 (y sentenciado en 2018), y el de Joaquín García, un ingeniero jubilado de 75 años, que no cumplió ninguna labor en su trabajo en la administración pública entre 2004 y 2010, y nadie lo extrañó.

El jefe que no se presentó a trabajar en 10 años

Respecto a la historia de Recio, la cronología cuenta que en agosto de 2017 la Diputación de Valencia lo despidió por haber cobrado 10 años como jefe de Unidad de Actuación Bibliográfica y "no hubo registro que conste su actividad como funcionario", tras una denuncia que realizó el periódico El Mundo en enero de 2017.

Ya en la sentencia de 2018, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Valencia le impuso nueve años de suspensión de funciones por considerar que cometió una "infracción muy grave y otra grave continuada del Estatuto Básico del Empleado Público", según señaló Europa Press.

El premio que delató al "funcionario fantasma"

En 2010 a Joaquín García, ingeniero jubilado, de 69 años por ese entonces, lo habían nominado para recibir una placa conmemorativa por "trabajar" durante 20 años en el ayuntamiento de su ciudad (Cádiz). Sin embargo, el premio reveló algo que nadie esperaba: García se ausentó a su trabajo en la administración pública durante seis años, sin dejar de cobrar su sueldo.

El caso del llamado "funcionario fantasma", salió a la luz mediática el 11 de febrero de 2016, cuando un juzgado de Cádiz le impuso una multa de 27.000 euros por "absentismo laboral" (el equivalente a un año de su salario neto, lo máximo reclamable legalmente). Su defensa argumentó que se trataba de un caso de 'mobbing' (forma de estrés laboral) y que por toda la presión del "hostigamiento" que recibió el acusado, tuvo que hacer uso de "medicamentos" y ayuda "psiquiátrica".

García empezó sus labores en 1990 y llegó a ser el director de Medio Ambiente del ayuntamiento de Cádiz. Años más tarde, fue enviado a la oficina de la empresa de aguas de su ciudad, cargo en el que habría incurrido en absentismo laboral.

15 años sin pisar el trabajo

No tan lejos, en Italia, nos encontramos con una historia similar a la de Recio y la de García, la del también funcionario público, Salvatore Scumace. Según investigaciones de la policía italiana, y recogido por la BBC, este empleado comenzó a trabajar en 2005 en el hospital Pugliese Ciaccio de Catanzaro, Calabria. Desde ese año dejó de ir a trabajar y cobró en 15 años un total de 538.000 euros.

Según explicaron medios locales italianos, el bautizado "rey del ausentismo", actualmente de 67 años, cobró más de 2.000 euros mensuales desde el 1 de agosto de 2005 hasta el 30 de septiembre de 2020. Para ello, "contó" con la colaboración y la "ayuda" de sus superiores, quienes encubrieron la falta del empleado, agregaron los medios.

En 2021, el magistrado antimafia Nicola Gratteri, junto a la Policía financiera, detuvieron al acusado y realizaron una investigación para desenmascarar la red de cómplices que estuvieron "protegiendo" a Scumace.

Para el pesar del acusado, los años de absentismo no le salieron "gratis", además de estar detenido, tendrá que devolver el más de medio millón que cobró sin trabajar al ser apuntado por "fraude, extorsión y abuso de poder", según la agencia de noticias italiana Ansa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud