Economía

La CEOE se abre a negociar cambios en la reforma laboral con los sindicatos

  • La regulación de convenios y de las subcontrataciones, los puntos sobre la mesa
Mesa de diálogo social, con la ministra de Trabajo y los líderes sindicales y de la patronal.

Tras el paso del ciclo electoral y de que las conversaciones entre empresarios, sindicatos y Gobierno para consensuar una suerte de contrarreforma laboral, para cambiar ciertos aspectos del texto legal de 2012, cayeran en saco roto, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, asegura ahora que está dispuesto a sentarse a negociar con los sindicatos para "mejorar" determinados aspectos de la reforma laboral, como la prevalencia de los convenios, la ultraactividad y la subcontratación.

"El no es no, a mí no me va", sentencia Garamendi en una entrevista con Efe, preguntado por si la patronal estaría dispuesta a ceder ante los cambios que reclaman los sindicatos en aras de un acuerdo que les permita avanzar en la modernización del mercado laboral.

Concretamente, los sindicatos CCOO y UGT acordaron hace meses con el Gobierno acabar con la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, recuperar la ultraactividad de los convenios y atajar la subcontratación abusiva. Sobre ello, Garamendi recuerda que "del cero al cien, hay puntos medios, puntos de unión, y hablando se entiende la gente" y subraya que sigue trabajando tanto con el Gobierno como con los sindicatos y que "dentro de poco podremos anunciar cosas".

De hecho, Garamendi pone en valor el diálogo social y critica que tanto la subida del 22,3 por ciento del salario mínimo interprofesional (SMI) este año, como la implantación del registro de jornada, se hayan realizado al margen de la negociación colectiva.

Quejas por el SMI y el control de jornada

"No fue bueno hacerlo mediante real decreto", apunta el líder de los empresarios, que dice no quejarse tanto por el cuánto sino por el cómo.

Garamendi señala que la subida del SMI prácticamente no ha afectado a las empresas que representa, sino a "aquellos que no saben que son empresarios", ya que ha impactado más en el empleo doméstico, en las ONG y en el sector agrario.

Sobre una nueva subida del SMI en 2020, hasta los 1.000 euros, tal y como reclaman sindicatos y proponen algunos partidos como Unidas Podemos y el PSOE, advierte de que será posible en sectores y empresas "que generan valor añadido" y demandan personal, ya que hay otras "que tristemente" no crean riqueza.

Sobre el registro horario, reconoce que si el Gobierno "hubiera tenido más calma y lo hubiera dejado al diálogo social, se podría haber implementado la norma de forma más razonable".

"Yo no estoy diciendo que no se paguen las horas extra", dice Garamendi, incuyendo la queja por la forma en la que se implementó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Papas fritas
A Favor
En Contra

Menudos papafritas

Puntuación -1
#1
Pancracio
A Favor
En Contra

Bravo, por fin se toca mejoras sobre la reforma laboral porque la reforma de la administración ni se sabe ni se menciona, hay más administraciones y organismos que antes y los mismo de sntes.

Puntuación -1
#2