Economía

Turquía, a la desesperada, pide a las empresas que bajen sus precios un 10% para luchar contra la inflación

  • "Hemos exigido a todas las empresas que hagan rebajas de al menos un 10%"
Berat Albayrak, ministro de Finanzas turco

El ministro de Finanzas turco, Berat Albayrak, ha anunciado hoy una campaña para luchar contra la inflación, cuya primera medida consiste en pedir a todas las empresas que bajen sus precios un 10%.

"Hemos exigido a todas las empresas que hagan rebajas de al menos un 10%", dijo Albayrak en un discurso, transmitido en directo por la cadena NTV, en el que presentó nuevas medidas de para luchar contra la alta inflación, cuya tasa interanual es del 24,5%.

Albayrak detalló que habrá un logotipo oficial para identificar estas rebajas en los centros comerciales, y pidió a la ciudadanía que eligieran los productos rebajados.

Unas rebajas adicionales

El ministro aclaró que estas reducciones serían independientes de las típicas rebajas de temporada y anunció el lanzamiento de una página web donde se publicarán todas las iniciativas contra la inflación y los nombres de las empresas participantes.

En este momento, la web recoge a dos conglomerados empresariales, una patronal cercana al AKP, el partido islamista que gobierna Turquía desde 2002, y la Unión de Cámaras de Comercio y Bolsas de Turquía (TOBB).

Albayrak prometió además que hasta finales del año no habrá más subidas en la factura de electricidad y gas.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Agricultura anunció que rebajará a partir de hoy en un 10% el precio de 35 productos de abono y que aplicará la misma reducción durante dos meses a 50 productos de las empresas suyas con presencia en el mercado minorista.

Otra de las medidas anunciadas hoy por Albayrak es una rebaja de un 10% en los créditos bancarios "con altos intereses".

La subida de los tipos de interés, considerada necesaria por los economistas para frenar la caída de la lira turca, ha causado polémicas entre el Banco Central y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, suegro de Albayrak.

El 13 de septiembre, el Banco Central subió finalmente los tipos del 17,5 al 24%, una medida criticada por Erdogan, quien de visita oficial en Hungría ha vuelto hoy a achacar la caída de la lira a supuestos "ataques" y ha asegurado que la economía del pasi es "sólida".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

naanafmgn
A Favor
En Contra

Parece que el Sultán se está encontrando con que la economía no se pliega a sus decisiones tan fácilmente.

Puntuación 8
#1
Alejandro
A Favor
En Contra

¿Donde está Alá ahora? JA JA JA JA JA JA JA JA

Puntuación 6
#2
Usuario validado en elEconomista.es
profundo sur
A Favor
En Contra

en España a finales de los 70 con la inflación por encima del 25%, se intentó algo parecido con una campaña que se llamaba precio responsable o algo así, se ponía una pegatina en los comercios

(no sirvió para nada)

Puntuación 3
#3