Economía

El BCE reconoce que la tasa de paro es engañosa: el desempleo europeo 'real' ronda el 18%

  • Usando indicadores más amplios, la tasa de paro es del 18% en la eurozona
  • Las diferencias entre los países del euro son excesivamente grandes
  • Los salarios y la tasa de paro han roto una correlación de años
Oficina de empleo, foto de archivo

El Banco Central Europeo vuelve a reconocer en su último informe que "el crecimiento de los salarios ha sido relativamente suave a pesar de las mejoras registradas en el mercado laboral". La creación de empleo ha superado las expectativas de la institución, pero lo salarios han puesto la nota negativa, creciendo por debajo de lo que había pronosticado el BCE. El instituto reconoce que la tasa de paro no está reflejando la realidad del mercado laboral, porque es un indicador excesivamente simple y "estrecho", por lo que es conveniente usar otros indicadores más amplios que muestran la "debilidad" real del mercado laboral y una "infrautilización" de los recursos.

Por otro lado, el BCE también sostiene que las reformas laborales implementadas durante la crisis por varios países han "alterado" el funcionamiento del mercado laboral tal y como se conocía con anterioridad. "Las reformas estructurales en el mercado laboral y en la negociación colectiva, así como los cambios en el grado de indexación de precios y acuerdos salariales en un contexto de baja inflación, probablemente han interrumpido esta correlación entre salarios y tasa de paro".

"Desde los inicios de la unión monetaria, la escasez de mano de obra ha anticipado normalmente un incremento al alza de la presión salarial, pero esta correlación parece haberse roto durante la última recuperación económica, lo que podría sugerir que existe una debilidad real en el mercado laboral que está conteniendo el incremento de los salarios", destacan los economistas del BCE. 

La tasa de paro es engañosa

"La tasa de paro está basada en una definición demasiado simple para analizar la infrautilización de la mano de obra", sentencia el informe del instituto monetario.

Los incrementos de la tasa de paro no siempre son sinónimo de destrucción de empleo, mientras que las reducciones de la misma tampoco tienen por qué implicar la creación neta de trabajo. La tasa de paro evalúa el porcentaje de la población activa que no encuentra empleo, por lo que deja absolutamente olvidada a las personas que han salido de la población activa, por los motivos que sean. Este tipo de población sigue registrando porcentajes relativamente altos en la eurozona, lo que es una clara muestra de que el mercado laboral no termina de carburar. 

Es decir, millones de personas podrían haber dejado de buscar trabajo activamente (desanimados o personas que prefieren no trabajar) por lo que dejarían de formar parte de la población considerada como activa. Esta situación mostraría de forma evidente que el mercado laboral está enfermo, sin embargo la tasa de paro en esta ficticia sociedad podría ser relativamente baja si la población que sí busca trabajo es escasa y tiene facilidad para encontrarlo.

Obviamente este ejemplo es una mera ilustración ficticia, puesto que si la población activa tiene facilidad para encontrar trabajo, lo normal es que el número de 'desanimados' sea escaso. Este es el argumento de la esperanza que esgrime el BCE en su informe: "Los trabajadores desanimados, que no están buscando empleo de forma activa pueden unirse a la fuerza laboral de forma rápida a medida que las condiciones del mercado mejoran". 

Una tasa de paro del 18%

El BCE calcula que si se tienen en cuenta (además de los desempleados 'oficiales') los trabajadores desanimados, los que están buscando empleo pero no se encuentran disponible para trabajar de forma inmediata y aquellos que tienen un empleo a tiempo parcial pero desearían trabajar más hora, la tasa de paro de la eurozona sería del 18%, en lugar del 9,5% que muestra la tasa de desempleo 'oficial'.

"Este indicador más amplio los usan con frecuencia la Oficina de Empleo de EEUU y la OCDE en sus estadísticas del mercado laboral", destaca el informe del BCE. Por ejemplo, en EEUU este tipo de tasa de paro se conoce popularmente como la U-6 y los últimos datos de abril muestran que se encuentra en el 8,6%, menos de la mitad que en la eurozona. 

Además, el BCE destaca el problema que suscita las grandes diferencias entre los países del área euro. "En Alemania, este indicador más amplio lleva cayendo con fuerza desde 2013". Ahora mismo, la U-6 en Alemania se encuentra en niveles similares a la de EEUU.

Sin embargo, "este indicador más amplio muestra que la debilidad en los mercados laborales de Francia e Italia, donde este tipo de tasa de paro ha seguido creciendo durante la recuperación económica".

Por el lado positivo, el BCE destaca que en algunos países como España, esta tasa de paro ha comenzado a recuperarse de forma reciente, "aunque sigue registrando niveles mucho más elevados a los vistos antes de la crisis". 

Como conclusión, el informe sostiene que "aunque estas medidas más amplias no pueden tomarse como algo totalmente científico, si bien es cierto que la debilidad del mercado laboral de la eurozona es mayor que el que sugiere la tasa de paro".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

Esta claro
A Favor
En Contra

El paro real de España es del 30%.

Puntuación 4
#1
Ddd
A Favor
En Contra

Europa está quebrada y muerta gracias a los burócratas inútiles y lo demás son leyendas urbanas, buenas tardes y buena suerte.

Puntuación 4
#2
paquito
A Favor
En Contra

Donde escasea la mano de obra cualificada es en los Bancos Centrales Europeos y en los parlamentos comunitarios , que tienen a Europa a punto de la destrucción .

Puntuación 0
#3
Jorge
A Favor
En Contra

Pues si 18 % es la tasa de desempleo promedio en la UE, ya me dirán cual es la de España.

Puntuación 1
#4