Economía

El Banco de Japón mantiene sin cambios su política de tipos en negativo

  • Esta decisión ha impulsado al yen, pero ha hecho caer a la bolsa nipona

El Banco de Japón (BoJ) anunció hoy al término de su reunión mensual de dos días que no modifica por el momento su actual política monetaria después de situar en negativo la tasa de referencia el pasado 16 de febrero.

Los nueve miembros de su junta de política monetaria aprobaron por 7 votos frente a 2 mantener el referencial en el -0,1% que afecta a determinados depósitos que los bancos niponés tienen contratados con la entidad, una medida implementada para evitar el apalancamiento de capitales y estimular el crédito.

La junta también acordó -por 8 votos a 1- dejar intacto su programa masivo de compra de activos impulsado en 2013 con el objetivo de lograr una inflación estable de en torno al 2% que promueva el crecimiento.

En este sentido, seguirá ampliando la base monetaria en unos 80 billones de yenes (unos 635.031 millones de euros o 705.478 millones de dólares) al año.

El BoJ volvió a señalar que la subida de precios se sitúa actualmente en torno al 0% debido a los efectos del abaratamiento de las materias primas y que, pese a que Japón sigue registrando inflación subyacente, las expectativas "a largo plazo" en este terreno "se han debilitado recientemente".

Meta inflacionista

Debido a esta coyuntura, en octubre del año pasado el banco central nipón retrasó de la primera mitad de 2016 a finales de este mismo año o principios de 2017 la consecución de su meta inflacionista.

Por otra parte, la entidad considera que la economía nipona continúa en una "senda de recuperación moderada" pese a que las exportaciones y la producción industrial se han mostrado más débiles debido al frenazo de los emergentes, según se explica en el documento emitido al término de la reunión.

La inversión de capital corporativo sigue en una estela de "incremento moderado" y el consumo se ha mostrado "sólido", afirma el texto.

Además, el BoJ considera que la "recuperación de la inversión inmobiliaria se ha estancado recientemente", al tiempo que la inversión pública prosigue su tendencia de retroceso moderado, aunque todavía se mantiene en un nivel muy alto.

Reacción de los mercados

¿Cuál ha sido la reacción de los mercados? La bolsa de Tokio cayó más de medio punto, tras una racha de tres sesiones de ganancias, mientras el yen ha recuperado posiciones. 

El Nikkei registró un retroceso de 116,68 puntos, un 0,68%, hasta las 17.117,07 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, cayó 7,87 puntos, un 0,57%, hasta las 1.372,08 unidades.

La plaza tokiota abrió a la baja y, aunque estuvo brevemente en territorio positivo, registró pérdidas tras el anuncio del BoJ. Los inversores locales se encuentran ahora a la expectativa de los próximos movimientos de la Reserva Federal estadounidense, que comenzará hoy su junta mensual de dos días.

Aseguradoras, mineras... las más penalizadas

Lideraron las pérdidas el sector de los seguros, el minero y el del hierro y el acero. La empresa de prospección Japan Drilling retrocedió un 1,9% afectada por la nueva caída en el precio del crudo en los mercados internacionales.

Las empresas del sector inmobiliario, por su parte, se vieron perjudicadas por la decisión del BoJ de no bajar las tasas de referencia. En concreto, Tokyo Tatemono cayó un 2,9%, mientras que Mitsui Fudosan retrocedió un 2,7%.

La compañía de tecnología informática Fusion Partners y la empresa de ingeniería Kudenko perdieron un 10,1 y un 5,2%, respectivamente, tras anunciar que emitirán nuevas acciones, lo que podría diluir el valor actual de sus títulos.

El volumen de negocio ascendió a 2,112 billones de yenes (16.770 millones de euros), frente a los 2,062 billones de yenes (16.240 millones de euros) de la víspera.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin