Economía

La prestación del paro se podrá compaginar con la percepción de salarios de hasta 1.350 euros brutos

  • Trabajo y sindicatos cierran la reforma del subsidio del paro sin la patronal
  • Durante los primeros seis meses, el subsidio del paro subirá a 570 euros
  • Se mantiene la sobrecotización para la jubilación de los mayores de 52 años

El Ministerio de Trabajo y los sindicatos han cerrado un acuerdo sin el apoyo de la patronal para reformar el sistema de protección asistencial por desempleo, el conocido como subsidio por desempleo, que incluirá la posibilidad de compatibilizar un empleo con el cobro tanto del subsidio como de la prestación contributiva del paro, y mantendrá la sobrecotización para la jubilación de los perceptores mayores de 52 años, motivo que hizo decaer el decreto en enero.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, han firmado y presentado este miércoles el acuerdo de una reforma que el Gobierno debía a Bruselas y que es necesaria para el desembolso del siguiente tramo de los fondos europeos (10.000 millones de euros). El pacto que no pasó el examen parlamentario de enero fue cerrado entre Trabajo y Economía ante la premura por elevar la medida al Consejo de Ministros para ser aprobada lo antes posible. Sin embargo, una vez decaído, Díaz indicó que abriría la negociación a los agentes sociales.

La prestación del paro, con salarios de hasta 1.350 euros

Dos novedades salidas de la mesa de negociación con los agentes sociales: la aprobación de un subsidio específico para mujeres que sufren violencia machista y la posibilidad de compatibilizar el trabajo con la prestación contributiva del paro.

Sobre esta última, se podrá compaginar con el empleo a partir de 2025 y una vez transcurrido el primer año del cobro de la prestación. Según los detalles pactados, teniendo en cuenta que el Iprem actual está en 600 euros mensuales, podrán acogerse a este nuevo beneficio aquellos trabajadores cuyo el salario percibido no supere los 18.900 euros brutos anuales (1.350 euros al mes, o el 225% del Iprem). Además, este complemento de apoyo al empleo será decreciente en el tiempo y oscilará en función de la jornada realizada.

Esta medida se suma a la posibilidad ya anunciada en el primer intento de solapar el trabajo con el cobro del subsidio durante 180 días, que ya incluía el primer texto para "facilitar la transición al empleo".

El decreto aumenta la ayuda asistencial que se percibe al agotar el paro durante los primeros seis meses desde los 480 euros actuales (el 80% del Iprem) a 570 euros (95% del Iprem). Desde que se consuma el medio año con el nuevo importe máximo, la reducción pasará primero por un segundo periodo de seis meses, en el que los beneficiarios cobrarán 540 euros (90% del Iprem). Es decir, antes de volver a los 480 euros, la ayuda se verá mejorada durante un año. En el caso de que el Iprem se incremente, el importe del subsidio lo hará en la misma proporción. Con todo, los sindicatos han recordado que insistirán al Gobierno para que suba el Iprem.

"Esto no es una paguita. El 80% de las personas perceptoras del subsidio no lo agotan", ha dicho la vicepresidenta Díaz en la presentación del acuerdo.

Asimismo, mantiene la percepción en un tope de 30 meses, dependiendo de la edad, circunstancias familiares y de la duración de la prestación agotada, acorta el plazo para acceder al subsidio (los beneficiarios ya no tendrán que esperar un mes sino que se activará de manera automática al entrar en desempleo) y la revisión de los subsidios se hará cada tres meses en vez de manera mensual para facilitar la vigilancia al cumplimiento de los requisitos.

El plan implica la extensión de la ayuda a más de un millón de beneficiarios frente a los 800.000 que la perciben actualmente al extenderlo a menores de 45 años sin cargas familiares (hasta ahora tenerlas era condición para este colectivo) y a mayores de 52 años con personas a cargo, incluso si las rentas del beneficiario, como hasta ahora, superan el umbral, que se fija en el 75% del salario mínimo interprofesional.

Además, el decreto permite acogerse al subsidio de cotizaciones insuficientes a quienes acrediten periodos cotizados inferiores a 6 meses y carecieran de responsabilidades familiares, y extiende la protección a las personas trabajadoras eventuales agrarias y a los trabajadores transfronterizos que vienen a trabajar a Ceuta y Melilla.

Pese a la ausencia de la rúbrica de CEOE y Cepyme, la ministra Díaz ha reconocido la colaboración de las patronales en la confección de la norma, en la que su aportación ha "sido clave" en el solapamiento del cobro del subsidio con un empleo o en la protección de las mujeres víctimas de violencia de género

Fin al escollo de la sobrecotización de los mayores de 52

El acuerdo mantiene la sobrecotización del 125% en los subsidios por desempleo de mayores de 52 años de cara a la jubilación que llevó a fracasar en el Congreso el decreto con el voto en contra de PP, Vox y Podemos, el primer varapalo del año para el Ejecutivo de Pedro Sánchez de este año. La formación morada alegó que la medida contenía un recorte en la pensión de los empleados de mayor edad al irse reduciendo paulatinamente en la sobrecotización. Sin embargo, desde Trabajo defendieron que la subida del salario mínimo (SMI) de los últimos años invalidaba la argumentación, aunque finalmente ha accedido a la pretensión del antiguo socio y ha aparcado el plan para encarecer las prejubilaciones.

En cuanto al subsidio de 52 años, que cobran el 61% del total de perceptores del nivel asistencial hasta el momento de alcanzar la edad ordinaria de jubilación, este se mantiene en el 80% del Iprem durante todo el periodo de percepción.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud