Economía

China va a compensar la caída del inmobiliario con 'economía verde'

El objetivo del Gobierno es acelerar el crecimiento sin grandes estímulos.

Las dos sesiones de la Asamblea Nacional Popular del Partido Comunista de China, que arrancó este lunes, concluye con el anuncio, por parte del primer ministro Li Qiang, de su plan económico para este año. El país atraviesa una profunda crisis del sector inmobiliario y pretenden rellenar ese hueco en el largo plazo con la 'economía verde'. Todo esto con un objetivo de crecimiento muy ambicioso para este año del 5%.

"Alcanzar los objetivos de este año no será fácil, por lo que debemos mantener el enfoque político, trabajar más duro y movilizar los esfuerzos concertados de todas las partes", dijo el mandatario a través de un comunicado.

El núcleo duro del Partido Comunista declaró que "es imperativo impulsar los esfuerzos para modernizar el sistema industrial y acelerar el desarrollo de nuevas fuerzas productivas".

A lo que se refieren con esas "nuevas fuerzas" es a sectores como el vehículo eléctrico, la inteligencia artificial, las renovables, las infraestructuras avanzadas o los semiconductores de vanguardia.

Aún así, los expertos creen que es poco probable que un gran estímulo de estas "nuevas fuerzas productivas" sea suficiente para reemplazar el sistema antiguo, sobre todo en el caso del sector inmobiliario, que está muy golpeado.

Con todo, en las dos sesiones concluyeron que la apuesta es reducir un 2,5% el consumo de energía por unidad de PIB e hicieron mucho hincapié en el desarrollo verde y bajo en emisiones de carbono a través de impuestos, investigación y desarrollo e inversión. Al mismo tiempo, establecieron el pico de emisiones de carbono en 2030 con mucho apoyo político a las renovables.

En este sentido, China se está volviendo tremendamente competitiva frente a sus rivales de Occidente. Con el vehículo eléctrico consiguieron desplazar a Japón como principal exportador del mundo, también superaron a Estados Unidos en instalación de paneles solares y se están poniendo al día en lo que se refiere a microchips.

Empleo y consumo

El primer ministro anunció, también, varios hitos que pretenden cumplir este año. Entre ellos, hacer frente al aumento del desempleo urbano, sobre todo entre la población más joven. Li dijo que se fijan como objetivo la creación de más de 12 millones de nuevos empleos urbanos, muchos de ellos reorientados hacia esa nueva 'economía verde'. Así, la idea del Politburó es que el desempleo no rural ronde una tasa del 5,5%. "Las autoridades han tenido en cuenta la necesidad de impulsar el empleo y los ingresos, además de prevenir y desactivar los riesgos", dijo Li.

Por otro lado, otro de los puntos que se esperaba de esta reunión es la fijación del objetivo de déficit. A principios de año, el ministro de Finanzas, Lan Foan, anunciaba en una entrevista un aumento del gasto fiscal. Los expertos manejaban una horquilla de entre el 3,5% y el 3,8% del PIB. Finalmente Li despejó ayer las dudas y anunció que se quedará en un objetivo del 3% del PIB.

Las propuestas son bastante ambiciosas en una economía que tiene el profundo lastre del sector inmobiliario y del endeudamiento local. Todo esto sumado a una crisis demográfica y una falta de demanda interna que le está provocando una deflación importante. Aún así, el objetivo de inflación se mantiene en torno al 3%.

La postura de la política fiscal y monetaria del gobierno se mantendrá casi sin cambios, y Li se comprometió a "aumentar adecuadamente la intensidad de nuestra política fiscal proactiva y mejorar su calidad y eficacia" e implementar una "política monetaria prudente de manera flexible, apropiada, específica y manera efectiva."

Así, tal y como era de esperar, China no va a recurrir a los grandes estímulos económicos en este ejercicio. De hecho, Li ya lo advirtió durante el Foro Económico Mundial. Así, este empuje económico que pretenden darle a la economía del país "no es el resultado de estímulos amplios" sino de "factores internos", reiteró.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud