Economía

Saiz retoma la reforma de la jubilación anticipada con los agentes sociales

La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz. Europa Press
Madridicon-related

El Gobierno retoma las negociaciones para empezar a detallar un nuevo proceso reformista en materia de pensiones y jubilaciones. La ministra de Seguridad Social, Elma Saiz, recoge el guante de José Luis Escrivá y cita a los agentes sociales este lunes por la tarde. La navarra pondrá sobre la mesa modificaciones en la jubilación anticipada por carreras penosas, tóxicas o forzosas, y deben redefinir la jubilación parcial, aquella causada a partir de los 60 años para retirarse paulatinamente.

En este caso, el contrato de relevo será la fórmula elegida para tratar de elevar la edad de jubilación y conseguir aprovechar una mayor fuerza laboral sénior. La edad media de retiro de los españoles superó los 65 años por primera vez en la historia y el Gobierno prevé un aumento hasta los 66,6 años, cercano a la edad legal de retiro, que llegará a 67 años.

Seguridad Social realizó dos tomas de contacto en diciembre, una con el secretario de Estado, Borja Suárez, y otra con la propia ministra Saiz. De aquellas reuniones apenas se detallaron las líneas maestras que no se pudieron abordar durante el pasado proceso reformista por estrechez del calendario. Desde la mesa de diálogo social esperan que el Gobierno se siente con cambios concretos en esta primera reunión de la mesa de pensiones.

Uno de los puntos calientes para la cartera de Saiz será la jubilación parcial, una modalidad de retiro ligada a los contratos de relevo y los parciales. "Se considera jubilación parcial la iniciada después del cumplimiento de los 60 años, simultánea con un contrato de trabajo a tiempo parcial y vinculada o no con un contrato de relevo celebrado con un trabajador en situación de desempleo o que tenga concertado con la empresa un contrato de duración determinada", explica la Seguridad Social, según la legislación vigente.

Este tipo de jubilación permite cobrar simultáneamente con el trabajo o trabajos a tiempo parcial y, por ende, con el salario tras la reducción de jornada, siempre y cuando no se superen las horas pactadas. En 2023, la edad mínima para acceder a la jubilación parcial con contrato de relevo son 63 años y 8 meses en el caso de disponer de 33 años o más cotizados, o bien 62 años y 4 meses en caso de disponer de 35 años y 9 meses o más cotizados en el momento de causar la jubilación.

El contrato de relevo permite a la empresa cubrir el puesto del trabajador sénior saliente con un desempleado apuntado como demandante de empleo o un trabajador de la propia empresa con duración determinada de su jornada que verá mejoradas, a priori, sus condiciones laborales. La prórroga del contrato relevo la apoyan los sindicatos y se podría salvar en las dos reuniones del Consejos de Ministros que quedan por celebrar en las dos últimas semanas del año.

La normativa actual implica que el relevista cobrará al menos el 65% de la base de cotización promedio durante los seis meses previos del trabajador que se jubila de forma parcial. "La duración de la jornada laboral (no importa el tipo que elija) deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por el jubilado parcial (si esta 'rebaja' en las horas es del 75% o superior, tendrá que ser, siempre, de jornada completa) y podrán trabajar de forma simultánea el relevista y el jubilado parcial", según explica BBVA.

Carreras penosas

La edad ordinaria de jubilación (65 años al cotizar al menos 38 años) puede ser rebajada o anticipada en aquellos grupos o actividades profesionales, cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, peligrosa, tóxica o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad, siempre que los trabajadores afectados acrediten en la respectiva profesión o trabajo el mínimo de actividad que se establezca.

Se establece este tipo de jubilación anticipada por carreras duras a trabajadores de ocho grupos: trabajadores del estatuto minero, personal de vuelo de trabajos aéreos, ferroviarios, artistas, profesionales taurinos, bomberos, personal de la Ertzaintza y policías locales.

Así, los agentes sociales se sentarán a conocer las líneas maestras y las posibles modificaciones que afectarán también a las carreras de especial penosidad. Esta modalidad está ganando peso entre las nuevas altas de jubilación, según el informe 'Pensions at a Glance 2023' que elabora la OCDE.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud