Economía

Casi 600.000 pensionistas cobrarán más de 3.000 euros al mes en 2024, el 6% del total

Un jubilado administra su pensión. iStock
Madridicon-related

Nunca llueve a gusto de todos. Tampoco existe ese consenso para la revalorización de las pensiones teniendo en cuenta que 584.000 retirados recibirán pensiones superiores a 42.000 euros anuales o 3.000 euros al mes en 14 pagas tras conocer que el índice de referencia para dicha actualización será del 3,8%. Este colectivo supone alrededor del 6% del sistema. Superarán los 3.000 euros este año, al menos, 130.000 pensiones más que actualmente están entre 2.900 y 3.000 tras una mejora de 112 euros de media. El tramo de pensiones entre 3.000 y 3.058, compuesto por 58.000 prestaciones, superará los 3.140 euros de media (115 euros más al mes). Y la prestación máxima, que supera los 3.058 euros mensuales y la reciben 394.000 retirados, llegará a los 3.175 euros (116 euros más al mes).

Son las prestaciones más elevadas del sistema y se revalorizan de forma indiscriminada sin tener en cuenta el nivel de renta, aunque las mínimas sí recibirán una protección adicional que, no obstante, tendrá un peso menor en el coste total de la indexación de las pensiones con el IPC en 2024. Mientras tanto, la última reforma ha planteado un mayor esfuerzo de la población activa actual y futura para tratar de apuntalar la sostenibilidad de las pensiones sin actuar racionalizando el gasto.

Según las estadísticas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) más actualizadas, un tramo de los pensionistas dará el salto hacia los 3.000 euros. En concreto, hay 130.000 pensiones acotadas entre 2.900 y 3.000 euros que se revalorizarán, de media, algo más de 110 euros mensuales.

La revalorización para las prestaciones más elevadas del sistema, que superan los 3.050 euros al mes, dejará la pensión máxima de la Seguridad Social por encima de los 44.400 euros anuales tras una actualización de 116 euros mensuales más en 14 pagas, hasta los 3.175 euros aproximadamente.

De las citadas 584.000 pensiones superiores a 3.000 euros, 418.000 son trabajadores del sector privado o régimen general, conocido como régimen general. La gran mayoría de pensiones superiores a 3.000 euros son por jubilación, casi 300.000.

De igual forma, la brecha de los asalariados con los autónomos, los dos grupos más numerosos cobrando una pensión pública, se hace evidente en las cotas altas. Los trabajadores por cuenta ajena han cotizado históricamente en los tramos bajos. Es el principal motivo que explica que menos de 6.000 pensionistas provenientes del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta) superan los 3.000 euros al mes.

El coste se dispara

Mientras el coste de la revalorización de todo el sistema supera los 7.600 millones, el esfuerzo para actualizar las pensiones más bajas del sistema apenas es de 564 millones de euros con la inflación anual del 3,8%, según los expertos citados. Un desembolso que, al consolidarse en el tiempo (lo que los expertos denominan técnicamente como valor actuarial) quedará por debajo de los 1.000 millones de la actualidad.

La subida para la pensión media del sistema, con una revalorización del 3,8%, supondrá unos 45 euros mensuales. Para una de incapacidad permanente son 42 euros al mes, una de jubilación 52 euros al mes, una de viudedad 32 euros, una de orfandad 18 euros, 26 euros. Por regímenes, la gran mayoría de los retirados que están dentro del régimen general cobrarán una subida de unos 50 euros mensuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud