Economía

De Cos prevé que el alza de tipos reste más de 2 puntos al crecimiento del PIB español

  • El impacto de la política del BCE tendrá su mayor efecto este año y en 2024
Madridicon-related

El Banco de España ha actualizado su previsión del impacto de la histórica escalada de los tipos de interés sobre el crecimiento de la economía española. El endurecimiento de la política monetaria restará 2,5 puntos a la actividad hasta 2025, según las estimaciones de la entidad. El mayor impacto, teniendo en cuenta el retardo de la transmisión de estos efectos de la subida de tipos sobre la economía real, será en 2023 y 2024, restando 1 punto y 1,2 puntos al crecimiento del PIB.

"Dados los considerables retardos entre las acciones de política monetaria y su efecto en la actividad, el impacto máximo se espera que se materialice a partir de este año. En particular, según las estimaciones realizadas, todo lo demás constante, el endurecimiento de la política monetaria reduciría el crecimiento del PIB en 1 punto en 2023 y 1,2 puntos en 2024, antes de reducirse hasta 0,3 puntos en 2025", indican, citando al Modelo Trimestral del Banco de España.

El Banco Central Europeo (BCE) abordó la pasada semana una nueva subida de los tipos de interés, que están en 450 puntos básicos, su nivel más alto desde 2001, en busca de contener el recalentamiento de los precios.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguró esta semana que ya ve el techo de los tipos, considerando que "el actual nivel de tipos mantenido por un período suficiente, permitiría alcanzar nuestro objetivo de inflación, sujeto a la información y proyecciones hoy disponibles". 

La economía española mantendrá su vigor durante los próximos tres ejercicios. El Banco de España prevé un crecimiento del 2,3%, el 1,8% y del 2% durante los próximos tres años. Así lo indican las previsiones recién actualizadas del banco central, que proyectan un crecimiento medio del 2%, dando a entender que se producirá un aterrizaje suave de la economía con el objetivo de controlar la tasa de inflación, aunque las decisiones de política monetaria y la inflación privarán a España de crecer en cotas del 3%, según estas estimaciones.

Mayor impacto en Europa

El Banco Central Europeo (BCE) analizó en mayo las expectativas del mercado y de sus economistas a nivel comunitario respecto a las subidas abordadas. "Aunque la velocidad y la magnitud de este endurecimiento son elevadas desde una perspectiva histórica, la política monetaria se transmite a la economía con desfases, lo que implica que el pleno impacto del endurecimiento se dejará sentir a lo largo de los próximos años", explicó la institución que preside Christine Lagarde.

En el trienio de 2023 a 2025 se espera que la ralentización promedio sea de dos puntos bajo este supuesto. El efecto que busca la institución que lidera Lagarde sería, por tanto, más evidente durante los dos próximos ejercicios (2024 y 2025).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud