Economía

Lorenzo Amor (ATA) ve "muy complicado" que se produzca la reforma de pensiones en febrero

  • "Esto no se arregla subiendo cotizaciones"
  • Amor pide apoyar la contratación y no encarecer el coste de este
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, en el encuentro de hoy. ep
Madridicon-related

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha criticado la labor del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, al frente de la negociación del segundo bloque de la reforma de pensiones y ha lamentado que este tema no vaya "en la buena dirección", ya que el envió de la medida a Europa está cerca de los dos meses de retraso. Para el presidente de ATA es "muy complicado" que la reforma llegue a buen puerto.

El también vicepresidente de CEOE, ha participado esta mañana en el desayuno de Nueva Economía Fórum y ha señalado que, tras la postergación del envío de la reforma a la Unión Europea, la fecha más probable para cerrar la negociación será en Semana Santa, en contra de lo que dice Escrivá, que espera cerrar definitivamente el texto antes de final de febrero.

"Veo muy complicado, a día de hoy, un acuerdo en el ámbito político y en el social. Escrivá se ha reunido en dos ocasiones en el último mes con el comisario europeo (de Economía, Paolo Gentiloni). Supongo que estarán viendo mecanismos para poder cumplir el hito y que no se quede esa transferencia de 10.000 millones sin recibirse", ha comentado el presidente de ATA.

Las conversaciones formales entre la Seguridad Social y los agentes sociales se encuentran estancadas por las discrepancias con la principal propuesta del Ministerio, la ampliación progresiva del periodo de cómputo de la pensión a 30 años, pero descartando los dos peores años cotizados, lo que significaría que la pensión se calcularía con los mejores 28 de cotización dentro de un periodo total de 30 años.

Fomentar el empleo

En el desayuno informativo, Amor ha advertido de las consecuencias de "subir más los impuestos al empleo en este país", ya que le preocupa que se de el caso de que el número de cotizantes no sea suficiente para cubrir el coste de las pensiones.

"No puede recaer todo el peso de mantener el nivel de gastos de pensiones exclusivamente en los que cotizan", ha apuntado el presidente de ATA, que ha recordado las recomendaciones del economista José Barea, fallecido en 2014, sobre las pensiones como un problema de la sociedad y no del cotizante, y de su apuesta para subir dos puntos el IVA para sufragar el gasto en pensiones.

Además, Amor ha aludido a una conversación con la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, en la que insistió en que el sistema de pensiones español estaba pensado para cobrar durante 12 años y, en la actualidad, ese periodo se había extendido hasta 19 años. "Seamos todos consecuentes y pensemos que esto no se arregla subiendo cotizaciones", ha añadido Amor.

Semana Santa, demasiado tarde

Desde la voces sindicales, la fecha planteada por Lorenzo Amor se emplaza muy tarde en el tiempo. Para el vicesecretario de acción sindical de UGT, Fernando Luján, la negociación debería cerrarse "en marzo como tarde, antes de que empiece la campaña electoral", ha dicho a elEconomista.es; de lo contrario, desde el sindicato ven muy complicado que la reforma pueda cerrarse en esta legislatura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud