Economía

Podemos reaviva la guerra con los empresarios: Illueca carga contra Boluda por el puerto

Vicente Boluda, presidente de AVE.
Valenciaicon-related

Más leña a la guerra abierta entre Podemos con el empresariado después de que la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, calificase de "capitalista despiadado" a Juan Roig. El vicepresidente segundo valenciano y representante de Podemos en la Generalitat Valenciana, Héctor Illueca, ha arremetido contra Vicente Boluda por los planes del puerto de Valencia.

Pese al evidente malestar entre sus socios de Gobierno, como el propio Ximo Puig, Illueca elevó aún más el tono de las críticas al mostrar su rechazo al proyecto de la futura terminal de contenedores para evitar los "intereses de una minoría y de empresarios raritos y oscuros como el señor Boluda". Unas palabras con las que hacía referencia a las que el propio Boluda utilizó recientemente para definir a los partidos que forman parte de las coaliciones de gobierno con los socialistas en el Estado, la Comunidad y el ayuntamiento valenciano.

El representante de Podemos que ya apoyó las palabras de Belarra censuró al naviero y presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) también al asegurar que se trata de empresarios que "están demasiado acostumbrados a que sus éxitos dependan de las subvenciones públicas" y de "seguir succionando los recursos públicos".

Frente por el puerto

Illueca además volvió a echar sal en una de las grandes heridas que separan a los socios del Botànic, el futuro del puerto de Valencia, el mayor de España por tráfico de contenedores. Según sus palabras, detrás de estas grandes obras en la Comunidad Valenciana "lo que hay es destrucción del territorio y corrupción, y no podemos permitir que eso vuelva".

El vicepresidente segundo se reunió con los miembros de la Comisión Ciutat-Port de València, un colectivo que lidera los recursos judiciales para impedir la terminal a la que se presentó MSC con más de 1.000 millones de euros de inversión y otros 500 millones de inversión pública.

Una batalla que como el pulso con los empresarios tiene visos de recrudecerse públicamente ante las próximas elecciones municipales y autonómicas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud