Economía

Estas son las siete claves para que los autónomos suban sus precios contra la inflación

  • Una subida de precios es siempre muy delicada de cara a los ingresos
  • Hay que calcular bien la subida atendiendo a todos los factores disponibles
  • En Declarando aportan varios consejos para no ignorar ninguno de ellos
Foto: Dreamstime.

Los autónomos son otros de los sectores que han sufrido los efectos negativos de la inflación (que para el mes de agosto se ha situado en un 10,5%). Estos profesionales han de reformular todos los aspectos de su actividad para luchar contra esos efectos adversos y, entre ellos, está el precio de sus productos o servicios.

Con el objetivo de combatir la inflación los autónomos están obligados a revisar sus precios. La razón es simple: si sus costes son mayores llegará un momento en el que se vean obligados a repercutir el incremento de esos gastos en sus precios o tarifas. Pero, ¿cómo hacerlo? Elevar los precios demasiado puede ser negativo para su negocio y quedarse corto quizá no ayude a resolver el problema.

La plataforma de asesoramiento fiscal para autónomos Declarando ha elaborado una guía con la que pretender aportar algunas claves para ayudar a los profesiones por cuenta propia a "reajustar el precio de sus productos y servicios conforme al aumento de la inflación con el objetivo de minimizar su efecto en el margen de sus negocios".

Declarando da hasta siete claves para retocar la que es la "variable más impactante en un negocio", de acuerdo con su CBO, Juanjo Traver. Los datos de la plataforma hablan de que un cambio en el precio de un 1% puede suponer una modificación de hasta el 11% en los beneficios.

Analizar el impacto de la inflación

Será indispensable para el autónomo determinar cuál es la inflación que tiene que soportar en su negocio. Aunque el nivel general actual es del 10,5%, puede que la actividad del profesional sea menor por sus gastos o, por el contrario, mayor.

Cambiar la estrategia de fijación de precios

Los autónomos con un producto o servicio poco diferenciado no podrán justificar subidas de precio demasiado elevadas, por lo que será importante "plantearse un cambio en la estrategia de fijación de precios", según explican en Declarando.

Usar la pirámide de valor percibido

Es una estrategia de fijación de precio que consiste en aportar al bien o servicio un valor añadido que sea percibido por el cliente y no suponga un coste elevado para el autónomo, que así podrá justificar el aumento en el precio de ese bien o servicio.

Segmentar los clientes potenciales

Una herramienta muy útil puede ser segmentar a los clientes en grupos con factores en común y establecer precios concretos para cada uno de ellos. Esto puede ir acompañado de un ofrecimiento a cada segmento de "una configuración de producto hecha a medida o, incluso, un modelo de negocio concreto".

Comunicar bien los precios

Tan importante es el fondo como la forma, así que habrá que explicar bien un aumento de precios en el caso de que se lleve a cabo. Declarando apuesta por añadir cuadros comparativos y por desarrollar tarifas fácilmente entendibles para evitar la incertidumbre de los clientes.

Calcular el margen fiscal

No solo hay que compensar el aumento de los gastos, a la hora de incrementar el precio de un bien o un producto hay que tener en cuenta el margen fiscal (por subir el pago de impuesto por beneficios) que significará ese aumento en los precios para que compense hacerlo.

Una gestión financiera adecuada

En Declarando explican que siempre, y especialmente en época de inflación, "contar con las herramientas necesarias para analizar la situación del negocio y valorar dónde poner los recursos, considerando tanto el riesgo como la rentabilidad".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments