Economía

Premio Jaume I de Economía: de los colonizadores de América a medir la desigualdad con satélites y big data

  • El jurado reconoce las investigaciones de la economista Marta Reynal-Querol
  • Ángela Pérez, de Health in Code y presidenta de Bioval, logra el de emprendedora
Marta Reynal-Querol.
Valencia

Los Premios Rei Jaume I, los galardones a la investigación y el emprendedurismo con una mayor dotación económica en España, ya tienen ganadores en su edición de este año. El jurado acaba de anunciar los seis galardonados, entre ellos la economista Marta Reynal-Querol, por sus estudios sobre la economía política, los conflictos bélicos y la desigualdad, a los que aplica modelos históricos y metodología big data.

Una economista que no duda en recurrir al trabajo de campo más clásico y el uso de nuevas tecnologías como satélites y big data para abordar retos tan complejos como la relación entre los conflictos bélicos y la política económica o la desigualdad.

El jurado de esta edición, con cuatro premios Nobel de Economía, ha valorado sus contribuciones a los "determinantes de los conflictos bélicos, la política económica y el desarrollo económico". Nacida en Barcelona en 1973, Reyna-Querol, es doctora y profesora de investigación ICREA en el Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra y Directora del Institute of Political Economy and Governance (IPEG) de Barcelona.

Entre sus últimos trabajos, destaca el estudio sobre la importancia del capital humano de los primeros colonizadoras de América Latina y sus instituciones para explicar el desarrollo económico de esa región. Unas labores que combina con otras líneas como el análisis de la diversidad étnica a partir de datos obtenidos vía satélite como la geolocalización de mercados locales en África o la iluminación nocturna. Otro de sus proyectos es desarrollar una metodología para medir la desigualdad económica en España "en tiempo real" gracias al big data a partir de los datos de los movimientos bancarios.

La trigésima cuarta edición de los Premios Rei Jaume I también ha galardonado al matemático Jesús María Sanz Serna, en la categoría de Investigación Básica, por sus trabajos pioneros en análisis numérico y la Inteligencia Artificial.

También han sido premiados Emilio Chuvieco Salinero, en Protección del Medio Ambiente, experto mundial en el campo de la teledetección y su aplicación a la localización y observación de incendios forestales; y Montserrat Calleja Gómez, en Nuevas Tecnologías, por su avances de la investigación básica en física a las innovaciones prácticas en el campo clínico.

En el campo de la investigación médica, el reconocido ha sido Antonio M. de Lacy Fortuny, por sus aportaciones en el tratamiento quirúrgico en los cánceres colorrectales y sus avances tecnológicos para formar a cirujanos en todo el mundo.

Emprendedora valenciana

En cuanto al emprendedor, este año el reconocimiento ha sido para Ángela Pérez Pérez, una pionera en el sector del análisis genético y la biomedicina, un sector que en los últimos meses ha protagonizado operaciones multimillonarias en Valencia. Fundadora y CEO de Health in Code, desde los 24 años ha participado en proyectos emprendedores en este sector en Valencia y actualmente también es la presidenta de la asociación Bioval.

El fallo de los jurados, de los que forman parte veinte premios Nobel, ha sido leído este martes por el presidente ejecutivo de los Premios Rei Jaume I, Javier Quesada, en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat Valenciana presidido por Ximo Puig.

Se trata de los premios con mejor dotación económica del país, 100.000 euros para cada una de las categorías, con el compromiso de reinvertir una parte a la investigación y el emprendimiento en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.