Economía

Estas son las siete causas por las que te puedes jubilar de forma anticipada a partir de los 61 años

  • Son las que permiten jubilaciones anticipadas involuntarias
  • En todas las situaciones se recorta la cuantía de la pensión
Foto: Dreamstime.

La edad ordinaria de jubilación en España ha aumentado ligeramente en 2022 y ha pasado a ser de 66 años y dos meses para aquellas personas que no llegan a 37 años y seis meses de cotización (en el resto de casos es de 65 años). Sin embargo, determinados trabajadores pueden adelantar esa edad de jubilación varios años.

Es el caso de los trabajadores que, después de sufrir un cese no voluntario en el trabajo, se decantan por acogerse a la jubilación anticipada involuntaria, que permite adelantos de hasta cuatro años respecto a la edad ordinaria de jubilación y que, por lo tanto, en la mejor de la situaciones permitiría jubilaciones a partir de los 61 años de edad.

Sin embargo, para que el trabajador pueda acogerse a esta modalidad de jubilación anticipada deben cumplirse ciertos requisitos. Además de la edad, el trabajador debe acreditar que se ha inscrito como demandante de empleo al menos seis meses antes de la solicitud de la jubilación (puede conseguir la demanda de empleo siguiendo estos pasos), debe acumular 33 años de cotización (de los cuales dos deben darse dentro de los últimos 15) y que el despido tenga lugar tras alguna de las siguientes situaciones:

-Un despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

-Un despido por causas objetivas.

-Extinciones de contrato por resolución judicial en los supuestos contemplados en la Ley Concursal.

-Los casos de extinción de contrato por jubilación, incapacidad o muerte del empresario individual.

-Los casos de extinción de contrato por la existencia de una causa de fuerza mayor acreditada por la autoridad laboral.

-Los casos de extinción de contrato por voluntad del trabajador en casos de modificación sustancial de las condiciones de trabajo o por incumplimientos del empresario.

-Los casos de extinción de contrato por razones de violencia de género.

Los recortes en la pensión con la jubilación anticipada involuntaria

Se puede acceder a la jubilación anticipada involuntaria desde alguna de estas siete causas. Independientemente de la situación que genere el acceso a la jubilación anticipada, el trabajador ha de asumir recortes en su pensión como contrapartida a ese adelanto en la jubilación respecto a la edad ordinaria. Los recortes se harán mediante la aplicación de coeficientes reductores.

Con la primera pata de la 'reforma Escrivá' de las pensiones, estos coeficientes reductores se han modificado de tal forma que desincentiven jubilaciones con muchos meses de adelanto o cercanas a la edad de jubilación ordinaria. También se ha modificado la propia naturaleza de esos coeficientes, que pasan a ser mensuales y aplicables sobre la cuantía de la pensión (antes eran mensuales y aplicables sobre la base reguladora del trabajador).

Así, para calcular la pensión que le quedará el trabajador primero deberá proceder con el método de cálculo de la Seguridad Social para todas las pensiones, que tiene en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años (300 meses) a efectos de obtener la base reguladora y después otorga difeferentes porcentajes de esa base reguladora en función del número total de años trabajados.

A esta cantidad se le podrán aplicar los coeficientes reductores anteriormente mencionados. Aparecen en el texto de la Ley 21/2021, de 28 de diciembre publicado en el Boletín Oficial del Estado y varían en función de los años cotizados y del tiempo de adelanto de la jubilación. Son los siguientes:

-Para trabajadores de menos de 38 años y seis meses de cotización los recortes en la pensión son del 30% si de jubila cuatro años antes, del 22,50% si adelanta tres años el retiro, del 15% si lo adelanta dos años y del 5,50% si lo adelanta un año.

-Para trabajadores de entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses cotizados los recortes en la pensión son del 28% si se jubilan con cuatro años de adelanto, del 21% si se jubilan con tres años de anticipo, del 14% si el adelanto es de dos años y del 5,25% si es de un año.

-Para trabajadores de entre 41 años y seis meses y 44 años y seis meses cotizados los recortes en la pensión son del 26% con cuatro años de adelanto, del 19,50% con tres años de anticipo, del 13% con dos años de anticipo y del 5% con un año de anticipo.

-Para trabajadores de más de 44 años y seis meses de cotización los recortes en la pensión son del 24% en adelantos de cuatro años, del 18% en adelantos de tres años, del 12% en anticipos de dos años y del 4,75% en adelantos de un año.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Si trabajas en la empresa privada pequeña y mediana puedes darte por engañado por el sistema de pensiones español.

Pero luego damos sanidad universal a todo el mundo y acojemos a "niños" ajenos que parecen adultos...

Al final, después de toda una vida trabajando te quedan migajas como pensión y te tienes que pagar la sanidad privada.

Puntuación 15
#1
si
A Favor
En Contra

La principal causa es ser funcionario, que se pueden jubilar a los 60 años y con el 100% de la pensión

Puntuación 8
#2
Juas Juas
A Favor
En Contra

Y falta las principales: Que te caiga una primitiva de 6+c. O en su defecto, que te hagan Ministro, te rasques las pelotas una temporada diciendo gilipolleces en prensa y a seguir rascándote las pelotas, pero con una pensioncita bien rica...

Puntuación 7
#3
Jubilatas
A Favor
En Contra

Lo que se conoce como jubilación desde que se inventó se debe a lo poco rentable que era para el capitalismo la presencia de trabajadores longevos acometiendo ciertas tareas. Era escasa la productividad sin perjuicio de la mala imagen el que alguien se accidentara e incluso muriera por no tener el vigor necesario para realizar aquellas.Pero, desde entonces, las cosas han ido degenerando sobre todo cuando las clases dominantes comprendieron que la jubilación era una de las armas más formidables junto con el paro para disolver al proletariado y su potencial de lucha .Hoy, cuando la carga pensionista es tal que no se entrevee otro futuro que el de su privatización, la esperanza en una jubilación ventajosa sigue siendo motor de la economía y el trabajo ,por muy desventurado que este se haya vuelto.

Puntuación 0
#4