Economía

Así quedan los salarios tras la subida del SMI y cuánto pueden subir en 2023

  • La medida tiene implicaciones para varios sectores especialmente afectados
  • La idea del Gobierno es dejarlo en el 60% del salario medio al final de legislatura
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social. Foto: EFE.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya es un hecho después de que fuese aprobada por el Consejo de los Ministros y se haya publicado el Real Decreto 152/2022 en el Boletín Oficial del Estado. Este incremento podría afectar a más de 1,5 millones de personas, aunque existen ciertos sectores que se pueden ver más afectados, por sus características.

El aumento del SMI es de 35 euros para dejarlo en 1.000 euros mensuales en 14 pagas o de 1.166,67 euros mensuales para aquellas personas que tengan las pagas extraordinarias prorrateadas. Estas cantidades dejan el salario mínimo por jornada para cada actividad será de 33,33 euros diarios, lo que supone un incremento del 3,63% euros.

Este salario mínimo, indica el texto legal, solo se refiere a las aportaciones monetarias que se realizan al trabajador. Quedan fuera de estas cantidades todas las retribuciones en especie, sin que pueden reducir la cuantía de ese salario a percibir en dinero.

Además, el incremento del salario mínimo, pese a aprobarse a finales de febrero, tendrá efectos retroactivos a partir del 1 de enero. Así, a todos los trabajadores que vean aumentados sus sueldos por esta subida del SMI se les tendrá que abonar las cantidades atrasadas.

El salario mínimo de trabajadores eventuales y temporeros

Todos estos trabajadores, siempre que no excedan de 120 días de actividad al año en una misma empresa, percibirán una cantidad mínima de 47,36 euros por jornada legal de actividad.

El salario mínimo de empleados y empleadas de hogar

En este caso, y debido a que su actividad contempla remuneraciones por hora, se ha calculado un salario mínimo de 7,82 euros por hora efectivamente trabajada.

Cuánto subirá el salario mínimo en 2023

Aunque dependerá en última instancia de las conversaciones con sindicatos y patronal (con la que no se ha contado en las dos recientes subidas), el Gobierno tiene una hoja de ruta en la que prevé aumentar el salario mínimo el próximo año para que llegue al 60% del salario medio del país antes de que finalice la legislatura.

Es por esto que, de cara a 2023, último año de esa legislatura, se podría aumentar el salario mínimo hasta los 1.049 euros mensuales en 14 pagas. Todo dependerá de las negociaciones con los agentes sociales y las reuniones del Ministerio de Trabajo con el comité de expertos que ya hace unos meses contempló una subida mínima hasta 1.011 euros mensuales para 2023 y una subida máxima de esos 1.049 euros mensuales anteriormente citados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud