Economía

Cómo pueden deducirse los autónomos los gastos en combustible: estos son los límites

  • El trabajador debe acreditar el uso del vehículo para fines profesionales
  • Las deducciones serán diferentes en función del vehículo y de su uso
Foto: eE.

En función de la actividad que lleve a cabo un autónomo puede llegar a gastar una cantidad de dinero signifcativa en combustible, especialmente si su profesión le obliga a continuos desplazamientos o viajes. Por eso los trabajadores por cuenta propia deben saber que, en algunos casos, tendrán derecho a deducirse un porcentaje de los gastos en ese concepto.

La piedra angular de los gastos deducibles para los autónomos también resulta de aplicación para la gasolina: el autónomo debe demostrar que ese gasto está directamente relacionado con la actividad profesional que lleva a cabo y que necesitaba realizar ese gasto para poder desempeñar su trabajo.

Lo corrobora la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, que explica en su artículo 95 que "los profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional".

El texto hace referencia al problema existente cuando el autónomo desarrolla su actividad con un vehículo que también utiliza en su vida cotidiana: por ejemplo, para viajar de un punto a otro con fines comerciales y al día siguiente para buscar a su hijo en el colegio o hacer la compra con la familia.

Aunque con carácter general no se permite la deducción de los gastos no afectados a su actividad, la ley del IVA contempla excepciones y una de ellas es la del gasto en combustible y carburante en bienes que "se empleen en todo o en parte en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional". Junto a esta partida, también tras como las destinadas a la adquisición de vehículos y otros gastos como accesorios y recambios, aparcamientos y peajes o renovación, rehabilitación o reparación de los mismos.

Cuánto pueden deducirse los autónomos en combustible

En lo que concierne al combustible, la deducción será diferente en función del tipo de vehículo que se tenga:

-La deducción en combustible será del 50% para vehículos automóviles de turismo (con sus remolques), ciclomotores y motocicletas.

-La deducción será del 100% en vehículos mixtos usados en el transporte de mercancías y vehículos usados en prestación de servicios de transporte de viajeros con contraprestación, en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación, en la realización de pruebas y ensayos de los propios fabricantes, en desplazamientos profesionales de representantes o comerciales y en servicios de vigilancia.

Cómo se pueden deducir los autónomos los gastos en combustible

Conocedor de estas posibles deducciones, para acogerse a ellas el autónomo tendrá que demostrar que su uso del vehículo ha sido por motivos estrictamente profesionales. Lo deja claro la Ley del IVA, que explica que el grado de utilización "deberá acreditarse por el sujeto pasivo por cualquier medio de prueba admitido en derecho".

Sin embargo, no sirve cualquier prueba. La Ley del IVA afirma que no son válidas las liquidaciones presentadas por el autónomo ni el registro de los bienes. Hay que ser más concienzudo y no dejar nada al detalle.

Desde Declarando, asesoría especializada en trámites para autónomos, destacan en su página web que lo importante es acreditar la posesión del vehículo por parte del profesional y que las facturas por combustible estén también a su nombre.

Sus expertos explican que lo más recomendable es recopilar todas las facturas y documentación del vehículo, así como demostrar mediante fotos al cuentakilómetros que el gasto realizado en combustible (medido por la distancia recorrido y el nivel del depósito) se debió a la actividad profesional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin