Economía

La paz social para el Metal de Cádiz se firma el viernes

  • El nuevo convenio contará con subidas salariales mínimas del 2% revisables con el IPC real
  • La firma pone fin a un durísimo conflicto con una huelga de nueve días
Sevilla

Sindicatos y empresarios del Metal de Cádiz firmarán el próximo viernes el nuevo convenio colectivo del sector en un acto que tendrá lugar en la Consejería de Empleo, en Sevilla. Se rubrica así un acuerdo que garantiza tres años de paz social para 5.000 empresas con 20.000 trabajadores de una actividad estratégica para toda Andalucía, y que contempla subidas salariales mínimas garantizadas del 2% que se revisarán anualmente de acuerdo al IPC real. La firma pone punto y final a un durísimo conflicto que se resolvió el pasado día 24 tras nueve días de huelga, disturbios en las calles y un clima social muy caldeado.

El acto de la firma estará presidido por la consejera de Empleo andaluza, Rocío Blanco, implicada personalmente en la solución del conflicto.

Fuentes de la negociación indican que se recurrió a la consejera cuando el conflicto estaba ya enquistado, había fracasado la mediación en el Servicio Andaluz de Resoluciones Extrajudiciales, SERCLA, y la huelga era inevitable. Fue la parte sindical la que contactó con Blanco. "Tienes que llevar las riendas", le pidieron. No es la primera vez que la consejera media en conflictos laborales duros. El Convenio del Manipulado de Almería y la aeronáutica Aernova son ejemplos recientes. Las partes aceptaron como mediador a Ángel Gallego, presidente del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, CARL, organismo dependiente de Empleo.

Desde la primera sesión de mediación, el 12 de noviembre, se detectó como gran escollo el significativo incremento durante el mes de octubre del IPC, situado globalmente en valores por encima del 5%. Ese día se consiguió que las partes, que habían roto todos los puentes de diálogo, fijaran posturas durante ocho horas.

El día 17 se volvieron a sentar. Hubo ya leves avances tras 14 horas ininterrumpidas de negociación. Sindicatos y empresarios entraron al CARL a las cinco de la tarde y salieron a las siete menos cuarto de la mañana siguiente. A las seis de la tarde estaban otra vez en la mesa hasta la una de la madrugada del día siguiente.

Mientras negociaban, la huelga seguía su curso y las imágenes de los cortes de los accesos a Cádiz y los enfrentamientos de los piquetes con la Policía abrían las portadas de los periódicos y los telediarios nacionales.

El día 24 se produjo el desenlace, tras una dura sesión que comenzó a las diez de la mañana y acabó a las diez de la noche. Hubo acuerdo. Al día siguiente los trabajadores refrendaron en asambleas el acuerdo y se desconvocó la huelga.

La base del acuerdo es la subida salarial. Antes de final de año los más de 20.000 trabajadores de las 5.000 empresas gaditanas del sector recibirán una paga con el incremento del 2% desde el 1 de enero de 2020. En enero de 2022, cuando se conozca el IPC real de 2021, se actualizarán las tablas salariales con el 80% de la diferencia entre el IPC real y el 2%, "sin que esta actualización genere atrasos de 2021".

Para 2022 y 2023 este mecanismo de revisión de acuerdo al IPC real sí tendrá efectos retroactivos a 1 de enero con incrementos salariales. El convenio recoge tiene además ultraactividad ampliada de dos años desde su vencimiento, extiende los incrementos para los eventuales y crea una comisión que vigilará posibles incumplimientos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin