Editoriales

Mal precedente en el sector del metal

La industria del metal en Cádiz pondrán fin a sus violentas protestas tras aceptar el acuerdo firmado por patronal y sindicatos el miércoles.

El final de la huelga se cobrará un alto peaje. El acuerdo garantiza subidas salariales mínimas del 2% hasta 2024, pero se prevén compensaciones posteriores cuando el IPC real supere esa tasa. En concreto esas pagas añadidas cubrirán el 80% de la brecha abierta entre las dos variables. Así, si la inflación sigue rondando el 5,4% (ése fue su nivel en octubre) los trabajadores verán elevados sus sueldos un 4,4% a principios de 2022. Se produce así un mal precedente que no sólo pone en apuros a las empresas al ámbito del metal. Otros sectores económicos pueden verse abocados a alzas salariales desproporcionadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin