Economía

Reino Unido sube un 6,6% su salario mínimo, pero casi la mitad del aumento se irá en impuestos

  • La nueva cantidad será de 1.520 libras al mes
  • Las encuestas indican que los ciudadanos piden 1.600 o 1.760 libras
Billetes de libras. Foto: Dreamstime

Con la inflación desbocada en Reino Unido, el Gobierno filtró este lunes que subirá el salario mínimo un 6,6%, hasta unas 1.520 libras al mes (1.800 euros), aceptando las recomendaciones de la Comisión de Salarios Bajos, una organización asesora del Gobierno. Sin embargo, las críticas no se han hecho esperar, porque gran parte de esa subida se irá en impuestos y recortes en otros ingresos.

De entrada, el Gabinete de Boris Johnson ha elevado la presión impositiva del país a máximos desde la 'Era Thatcher', con una subida del 1,25% en las cotizaciones como su medida estrella para aumentar los ingresos para el sistema sanitario. Como denuncia el Partido Liberal Demócrata, el resultado sería que un 44% de la subida -unos 48,4 euros de 100 extras- "se irán en impuestos antes siquiera de llegar a las cuentas bancarias de los trabajadores". "Esta medida es solo más palabras sin sentido de un gobierno más interesado en aprobar aumentos de impuestos injustos e incumplir promesas que en proteger a los vulnerables", dijo el presidente de los liberales, Mike Dixon.

Por su parte, el Instituto de Estudios Fiscales apuntó a que esta subida se limitará a unas 250 libras anuales a los trabajadores a tiempo completo que complementen sus exiguos salarios con el Ingreso Mínimo, dado que sufrirán un recorte de unas mil libras anuales en este concepto. Dado que un 37% de los receptores de este subsidio están trabajando, unas 2.160.000 personas entre Inglaterra, Gales y Escocia, el efecto de esta subida será más bien limitado precisamente para las personas más necesitadas: aquellas que por el coste de la vida en las zonas donde viven o por su situación familiar necesitan más que el salario mínimo para sobrevivir.

El Partido Laborista ha reclamado la subida a 1.600 libras (1.900 euros) y la recuperación de las mil libras anuales recortadas al Ingreso Mínimo, además de un recorte del IVA en las facturas de la luz -más desorbitadas aún que en el resto de Europa, si cabe- durante seis meses para las familias más necesitadas. La encuestadora YouGov realizó una encuesta antes del anuncio que indicaba que la mitad de los británicos considera la cifra de 1.600 libras como la más adecuada para el salario mínimo, con 1.760 (2.090 euros) como la segunda cifra más apoyada por al población.

El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, presentará este miércoles el presupuesto, que se espera que incluya unos 31.000 millones de libras en gasto público nuevo. Casi 6.000 millones irán al sistema sanitario, 1.500 a transporte público, más de 6.000 a educación, tanto de jóvenes como de adultos, y 2.000 millones a construcción de nuevas viviendas en terrenos yermos sin otro uso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin