Economía

Cuánto cotiza un trabajador a la Seguridad Social: esto es lo que debe aparecer en su nómina

  • El trabajador tiene unas cotizaciones; el empresario, otras diferentes
  • Las nóminas no son iguales, pero deben cumplir con un modelo regularizado
Foto: eE.

La cotización a la Seguridad Social es importante para el trabajador, puesto que determina el acceso de este a pensiones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, cobertura en periodos de baja o prestaciones por desempleo.

Por todo esto, es clave que dicho trabajador conozca con claridad lo que cotiza a la Seguridad Social mientras desempeña su trabajo. El organismo las detalla en su página web a título informativo:

-El trabajador abona un 4,7% por contingencias comunes (un 2% en horas extra por fuerza mayor), un 1,55% por desempleo (un 1,60% en contratos a tiempo parcial) y un 0,10% por formación profesional para un total de 6,35% sobre la base de la Seguridad Social. Además, abona un porcentaje de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) sobre el salario base y que depende de cada caso y que se puede modificar en recursos humanos.

-El empresario o empresa abona el 23,6% por contingencias comunes (un 12% en horas extra por fuerza mayor), un 5,50% por desempleo (un 6,70% en contratos a tiempo parcial), el 0,60% por formación profesional, el 0,20% por el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y un porcentaje por contingencias profesionales que depende del tipo de actividad que desempeñe el trabajador.

Estas son las cotizaciones del régimen general, al que pertenece buena parte de los trabajadores. Sin embargo, la Seguridad Social alberga otros regímenes que ostentan diferentes cotizaciones. Es el caso de los trabajadores autónomos, empleados de hogar y trabajadores agrarios por cuenta propia y ajena (en periodos de actividad e inactividad).

Todos estos datos deben aparecen reflejados en la nómina que nos debe facilitar el departamento de recursos humanos cada mes para estar al tanto de la cantidad de dinero que se nos paga y la que se abona a la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, en materia de cotizaciones e impuestos.

Obviamente, la nómina de un trabajador puede contener datos muy diferentes a la de otro, incluso dentro de una misma empresa. Sin embargo, todas las nóminas deben ceñirse a unos modelos de información en los que tienen que estar contenidos todos los datos que exige la legislación vigente.

La Orden ESS/2098/2014, de 6 de noviembre se aprobó en 2014 con el objetivo de regularizar un nuevo modelo de justificación de pago de salarios en el que no solo apareciesen las cotizaciones del trabajador, sino también las aprotaciones empresariales desglosadas.

Así, con el nuevo modelo de recibo de salarios, el trabajador puede conocer qué es lo que paga a la Seguridad Social (y también a la Agencia Tributaria) y además lo que paga la empresa por él, obligada a ello por ley.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin