Economía

El gasto en pensiones absorbe más de 37 euros de cada 100 en los Presupuestos de 2022

  • Las pensiones concentrarán 171.165 millones de euros, un 4,8% más
  • Multiplica por más de ocho el gasto de la partida destinada al desempleo
  • La mitad del gasto irá a pensiones, paro, funcionarios e intereses de deuda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda, durante la presentación de los PGE 2022. Foto: Efe

Las pensiones, las prestaciones por desempleo, los gastos de personal y el pago de los intereses de la deuda suponen el 52,96% del gasto total contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, según consta en el proyecto remitido este miércoles por el Ministerio de Hacienda al Congreso de los Diputados.

Estas cuatro partidas reflejadas en el proyecto de Presupuestos aprobado la semana pasada por el Consejo de Ministros suman un total de 243.074 millones de euros, lo que equivale al 52,96% de los 458.970 millones de euros de gastos presupuestados. 

El mayor gasto del presupuesto será el de las pensiones, que concentrarán 171.165 millones de euros, un 4,8% más respecto al avance de liquidación del presente ejercicio, así como un 37,29% del gasto total; es decir, se llevan 37,3 euros de cada 100 destinados a gasto en las cuentas del próximo año. El gasto en esta partida se ha visto incrementado en un 74,64% desde 2008, cuando ascendía a 98.011 millones de euros.

Los PGE para 2022, presentados hoy por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, incorporan incrementos para las pensiones contributivas (la revalorización se concretará con el IPC de noviembre) y para las pensiones mínimas y no contributivas, que beneficiarán a un total de 10 millones de pensionistas. Para las primeras, se espera una subida por encima del 2%, tras la revalorización con el IPC, mientras que las mínimas y no contributivas se alzarán un 3%, igual que el ingreso mínimo vital (IMV).

22.457 millones de euros para el desempleo, casi nueve veces menos que lo destinado a pensiones

En cuanto a la partida de desempleo, que incluye los nuevos Expediente de Regulación Temporal del Empleo (Erte), esta cuenta con una asignación de 22.457 millones de euros, más de ocho veces menos de lo que se gastará en pensiones y  un 10,2% menos que en los PGE previos ante "la mejora del empleo y la reducción del paro", según explicó Montero tras el Consejo de Ministros extraordinario que aprobó las cuentas y ha corroborado este miércoles. Un 5% del gasto total.

En cuanto a la deuda pública, la partida vinculada a su coste asciende a 30.223 millones, un 4,7% menos, debido a la esperada reducción de la deuda (hasta el 115% del PIB) y del déficit (5% del PIB) para 2022. El coste de la deuda tiene un peso del 6,58% sobre el gasto total. Pese a la contención, la cifra es casi el doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones), cuando la deuda pública no representaba más del 34,3% del PIB y ahora supera el 120% de la riqueza nacional.

Por último, los gastos de personal suman 19.229 millones de euros, el 4,2% del gasto, en el que se incluye la subida del 2% del salario de los funcionarios planteado por el Gobierno para 2022.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud