Economía

La crisis energética de China ya afecta al mundo: desde la comida a los iPhone sufren las consecuencias

  • Los cortes de energía interrumpen el funcionamiento de las máquinas de ordeño
  • China comprará menos lana a los criadores de ovejas australianos
  • La producción tecnológica, iPhones y videoconsolas, peligran justo para Navidad

El impacto de la crisis energética en China está comenzando a sentirse en todo el mundo, perjudicando a grupos que van desde Toyota hasta los criadores de ovejas australianos y los fabricantes de cajas de cartón. Además, la escasez de fertilizantes derivada de estos problemas provocará un auge importante del precio de los alimentos.

El impacto de esta crisis va a ser global. El papel de China como 'fábrica del mundo' otorga a esta economía una relevancia internacional enorme, sobre todo si el impacto lo sufre el sector industrial chino, del que dependen las cadenas de suministro globales, según revelan desde la agencia financiera Bloomberg.

El momento no podría ser peor, puesto que la industria del transporte marítimo se está enfrentando a unas líneas de suministro congestionadas. Ahora mismo se están produciendo retrasos en las entregas de ropa y juguetes que deberían estar en sus destinos para el BlackFriday y Navidad. La crisis energética también coincide con el inicio en China de su temporada de cosecha, lo que está generando preocupaciones sobre una subida considerable del precio de los alimentos.

"Si la escasez de electricidad y los recortes de producción continúan, podrían convertirse en otro factor que cause problemas de suministro global, especialmente si comienzan a afectar la producción de productos de exportación", asegura Louis Kuijs, economista senior para Asia de Oxford Economics.

Crecimiento más lento

Los expertos ya han avanzado que la economía de China crecerá mucho menos de lo esperado inicialmente. En Citigroup, su índice de vulnerabilidad indica que los exportadores de productos manufacturados y materias primas corren un riesgo especial ante el debilitamiento de china. Vecinos como Taiwán y Corea del Sur son sensibles, al igual que los exportadores de metales como Australia y Chile, y socios comerciales clave como Alemania también están algo expuestos.

En cuanto a los consumidores, la pregunta es si los fabricantes podrán absorber los costes más altos o si los trasladarán, finalmente, a las familias. Esto último impactará directamente en una inflación que se encuentra por encima del objetivo de los bancos centrales en buena parte del mundo.

"Esto parece otro choque estanflacionario para la industria, no solo para China sino para el mundo", sostiene Craig Botham, economista jefe para China de Pantheon Macroeconomics. "Los aumentos de precios ahora tienen una base bastante amplia, una consecuencia de la profunda participación de China en las cadenas de suministro globales".

Pekín ha estado buscando vías para intentar estabilizar la situación, incluso ha vuelto a recurrir a las importaciones de carbón australiano, unas importaciones que estaban vetadas por la creciente tensión política entre ambas naciones.

El impacto en la economía mundial dependerá de la rapidez con que esos esfuerzos den sus frutos. Muchas fábricas chinas han reducido su actividad durante estos últimos días festivos (La 'Semana Dorada'), lo que ha aliviado algo la situación, pero los economistas creen que la escasez de energía volverá a afectar al país a medida que se reanude la actividad.

Papel

El impacto se produce en todo tipo de sectores y por las razones muy variopintas. La producción de cajas de cartón y materiales de embalaje quedó 'bloqueada' durante un tiempo por el vertiginoso aumento de la demanda durante la pandemia. Ahora los problemas llegan por el lado de la oferta.

Los apagones y el racionamiento de la electricidad en China han afectado a la producción. La previsión es que el suministro de esta industria se reduzca entre un 10% y un 15% para septiembre y octubre, según Rabobank. Eso generará aún más complicaciones para las empresas que ya sufren la escasez mundial de papel.

Comida 

La inflación alimentaria está al alza y la crisis energética puede empeorarla. La cadena de suministro de alimentos está en riesgo. La temporada de cosecha llega ahora en China y será un gran reto para el mayor productor agrícola del mundo. Los precios mundiales de los alimentos ya están en máximos de una década. Ahora se teme que la situación empeore a medida que China lucha por gestionar sus cultivos de maíz, soja, cacahuete o algodón.

En las últimas semanas, varias plantas se han visto obligadas a cerrar o reducir la producción ante la presión de unos gobiernos regionales que intentan cumplir con los objetivos de emisiones marcados por Pekín. Este ha sido el caso de las procesadoras de soja que trituran los granos para producir harina para la alimentación animal y aceite para cocinar. Los precios de los fertilizantes, uno de los elementos más importantes de la agricultura, se están disparando, golpeando a los agricultores que ya se tambalean bajo la presión de los crecientes costes.

La industria de procesamiento se verá más afectada que la de los alimentos básicos como los cereales y la carne, según revelan los analistas de Rabobank en un informe esta semana. En el sector lácteo, los cortes de energía podrían interrumpir el funcionamiento de las máquinas de ordeño, reduciendo sobremanera la producción de leche. Por otro lado, los proveedores de carne de cerdo tendrán que lidiar con los problemas para mantener el género en grandes congeladores y refrigeradores.

Impacto global

Fuera de China, los criadores de ovejas australianos prevén que la demanda de lana sea mucho más baja. La causa es que la industria 'tejedora' de China está reduciendo la producción hasta en un 40% debido a los cortes de energía de la semana pasada, según han revelado desde Australian Broadcasting.

Tecnología

El mundo de la tecnología también podría experimentar un impacto dramático, puesto que China es la base de producción más grande del mundo para dispositivos, desde iPhones hasta videoconsolas (también el Apple Watch), además de contar con grandes centros de ensamblaje de chips semiconductores utilizados en automóviles y electrodomésticos.

Varias empresas ya han sufrido algunos parones en la actividad de sus instalaciones chinas para cumplir con las restricciones locales. Pegatron, un socio clave de Apple, aseguró el mes pasado que ya estaba adoptando medidas de ahorro de energía, mientras que ASE Technology Holding, el mayor ensamblador de chips del mundo, tuvo que detener la producción durante varios días.

El impacto general en el sector tecnológico hasta ahora ha sido limitado, pero si la crisis energética empeora, podría afectar la producción justo en la temporada alta que coincide con las compras navideñas de fin de año. Los gigantes de la industria, incluidos Dell Technologies y Sony, no pueden permitirse otro shock en sus suministros. Estas firmas vienen de sufrir ciertas limitaciones por la escasez de chips global, que está previsto que se extienda hasta 2022 o más.

Fabricantes de automóviles

Al igual que la tecnología, cualquier problema que eleve aún más la tensión del mercado de semiconductores afectará de lleno a los fabricantes de automóviles, que ya han visto lastrada su producción por la propia escasez de chips. Esta industria, que ocupa un lugar destacado en la lista de sectores protegidos en momentos como estos, hasta ahora se ha librado en gran medida de los efectos de la crisis energética.

Aún así ha habido algunos casos aislados. Toyota, que produce más de 1 millón de vehículos al año en China en plantas ubicadas alrededor de Tianjin y Guangzhou, ha reconocido ya que algunas de sus operaciones se han visto afectadas por la escasez de energía.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

WIN, WIN
A Favor
En Contra

pollo, po---lla, polle, jiji

peno, pena, pe---ne, jiji

teto, te---ta, tete, jiji

co---ño, co---ña, co---ñe, jiji

¿¿ existe una crisis energética en China ?? ¿¿ verdad ?? jijiji

¿¿ quiénes son autores del informe sobre la existencia de tierras raras en Afganistán ?? jiji

¿¿ la INTELIGENCIA chinita es tontita ?? jiji

¿¿ por qué los listillos MI6 y MI5 no advirtieron a Cameron antes sobre el riesgo de "presumir de la democracia británica es mejor que el régimen chino" durante la visita de Xi Jinping al Reino Unido en 2015 ?? al final cayeron todos los ingleses en la trampa de Brexit por " cumplir lo has dicho " jijiji

si revisamos los informes secretos de la CIA durante la guerra fría sobre La Unión Soviética casi 90 por 100 son falsos e inventados jijiji

En fin, No money, no talk. jijiji

Puntuación -6
#1