Economía

El 64% de empresas tiene problemas para contratar talento sénior

  • El empleado experimentado se adapta mejor al cambio y tiene mayor iniciativa
Madridicon-related

El desajuste de talento ha alcanzado el nivel más alto de los últimos 15 años y las empresas lo tienen cada vez más complicado para conseguir captar talento sénior con la experiencia, capacidades técnicas y habilidades sociales necesarias. En España el 64% de los empresarios asegura hoy no encontrar perfiles con las competencias requeridas para las posiciones disponibles, según el último estudio de ManpowerGroup de Proyección de Empleo de cara al tercer trimestre.

A nivel mundial, el 69% de las empresas indican desajustes de talento. Sin embargo, en 42 de los 43 países incluidos en el estudio, se muestran optimistas respecto a las perspectivas de contratación, según recoge el estudio.

En este periodo marcado por la incertidumbre, una cosa parece segura: la crisis debe actuar como catalizador de un futuro del empleo con unos niveles de flexibilidad, diversidad y bienestar mayores de los que podríamos haber imaginado.

Según los expertos, el covid ha provocado la mayor transformación laboral de los últimos dos siglos, empujando a muchos sectores a un digitalización del trabajo de manera acelerada. Y advierten de que los cambios producidos no tienen marcha atrás.

Iniciativos y negociadores

Según el informe 'ADN' de Randstad, el perfil sénior, el más demandado en España, cubre una serie de requisitos. Entre las competencias en las que el talento sénior destaca, se encuentran la capacidad de adaptación a los cambios, la iniciativa proactiva, las habilidades negociadoras y, ya en menor medida, la gestión de personas.

En la otra parte de la balanza, el talento 'senior' suele ser devaluado en favor de los más jóvenes por sus 'hard skills' relacionadas con las tecnologías.

El estudio identifica otras habilidades que se pueden perder con los años. Por ejemplo, la toma de decisiones y la conexión emocional tienen un mayor valor cuanto más joven es el trabajador. La identificación de las competencias de cada profesional y su ajuste con las características de un puesto de trabajo es fundamental para asegurar su eficacia y rentabilidad, en especial en la actual situación.

Randstad remarca que "la experiencia y las habilidades del talento sénior pueden marcar realmente la diferencia", indicando que estos aspectos pueden dar un extra intangible.

Declaración de intenciones

Existe, además, una brecha entre las intenciones laborales del trabajador y las de la empresa. 3 de cada 4 empresas requerirá que, al menos, el 50% de sus empleados permanezca en el lugar de trabajo durante todo tiempo o la mayor parte del mismo debido al tipo de puestos que ocupan. Sin embargo, la mayoría están tratando de aportar cierta flexibilidad a puestos antes considerados como inflexibles.

Así, lo que más valoran los trabajadores es combinar empleo presencial y teletrabajo (19%), flexibilidad horaria (17%), y horas comprimidas o flexibles (16%). Por encima de todo, excepto en el sector IT donde valoran la flexibilidad, el 90% otorgan toda la importancia a mantener el trabajo.

El dato: 78%

La gran mayoría de empresas (el 78%) quiere que los trabajadores vuelvan al lugar habitual de trabajo de forma presencial y permanente, según datos de ManpowerGroup para este tercer trimestre. Supone un aumento frente a los tres meses anteriores, donde este dato marcó un 53%. La flexibilidad, con más horas en el lugar de trabajo (7%) o más en remoto (6%) sigue sin conseguir arraigar en la cultura empresarial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud