Economía

El 61% de los empresarios dice que se debe bajar la fiscalidad en Sociedades

  • Solo un 13% de los empresarios recomienda subir los impuestos indirectos
Madrid

Un 61% de los empresarios considera que se debería reducir el Impuesto de Sociedades. Además, El 60% opina que se deberían revisar a la baja los impuestos sobre las personas, mientras que un 50% propone disminuir los impuestos indirectos, según el cuarto sondeo de KPMG sobre La empresa española ante la Covid-19.

Entre los empresarios que consideran necesario reducir los impuestos sobre las personas físicas, las demandas se centran en el IRPF (91% de los encuestados) y el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (62%). Los que proponen reducir impuestos indirectos ponen el foco en el IVA (90%).

En la lado contrario, un 13% de los empresarios señala que sería necesario incrementar los impuestos indirectos; un 12%, el Impuesto de Sociedades; y un 8% los impuestos sobre las personas físicas. Solo un 7% afirma que no se debería aprobar ninguna medida fiscal.

En relación con los fondos del programa de recuperación que ha propuesto la Comisión Europea y que es objeto de debate en el Consejo, el 65% de los empresarios españoles señala que deberían destinarse prioritariamente a la tecnificación del tejido industrial y un 57% destaca la formación y educación. A mucha distancia se sitúan la potenciación del sector servicios y las infraestructuras, áreas prioritarias para el 34% y el 33% de los encuestados, respectivamente.

También dentro del ámbito comunitario, la inmensa mayoría de los empresarios, el 92%, es partida rio de avanzar en la armonización y comparabilidad de la información financiera y no financiera de las empresas: un 63% se muestra totalmente de acuerdo y un 29%, moderadamente. La eficiencia del gasto público y la disminución de la presión fiscal también son consideradas prioritarias por los directivos encuestados en el ámbito autonómico. La primera es señalada por el 73% de los empresarios y la segunda por el 62%. Según este sondeo, el 65% de los empresarios españoles considera que la prioridad que el Gobierno central debería marcarse para estimular la recuperación debería ser disminuir la presión fiscal. Un 56% señala como prioridad mejorar la eficiencia del gasto público y un cercano 55%, garantizar la liquidez de las empresas.

El 73% de los encuestados piden mayor eficiencia en el gasto de las autonomías

En relación con el comportamiento de los clientes, dos tercios los directivos encuestados, el 66%, señalan que un factor determinante a la hora de consumir productos y servicios en la nueva realidad será la seguridad y la salud. Cabe destacar también otros criterios como el precio, que señala el 54% de los encuestados, y la confianza, 59%.

A la hora de valorar palancas para incrementar su competitividad en la nueva realidad, los empresarios españoles destacan dos: el aumento de la productividad (58%) y la inversión en innovación (56%). En tercera posición se sitúa la formación de los empleados, elegida por un 45% de los encuestados.

A la hora de analizar las medidas necesarias para cambiar el modelo productivo en España, casi dos tercios de los empresarios, el 65%, destacan la necesidad de incrementar la inversión en I+D y el 59%, fomentar la digitalización. Más de mitad, el 51%, considera que sería necesario reformar el sistema educativo para alcanzar ese fin.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Vale, que quiten todas las bonificaciones a las empresas y les bajen el tipo de sociedades, a ver si así les gusta más. Yo no veo que Hungría sea el nuevo líder mundial empresarial y lo tienen al 9%.

Puntuación -3
#1
casta política mediocre y cleptómana
A Favor
En Contra

En España a diferencia del resto del Mundo mundial, no se diferencia entre pymes o autónomos societarias y grandes empresas, se aplica una fiscalidad brutal al pequeño empresario lo mismo que al grande.

La diferencia es que el grande usa ingeniería fiscal y acaba pagado nada o muy poco, y el pequeño que tiene mucha menos capacidad económica acaba pagando muchísimo mas al final eso claro pasa en España, si te vas a cualquiera de nuestros vecinos las pequeñas sociedades están exentas del pago de la mayor parte de impuestos cuando sus ganancias son poco elevadas.

Puntuación -2
#2