Economía

EEUU acelera el proyecto de ley de infraestructuras de un billón de dólares

  • Tras los retrasos, el Senado debatirá de urgencia un plan con 2.702 páginas
El presidente del Senado, Chuck Schumer, junto al presidente de EEUU, Joe Biden. REUTERS
Nueva York

Tras numerosos retrasos, los senadores de Estados Unidos presentaron los pormenores del paquete bipartidista de infraestructuras por valor aproximado de un billón de dólares. La Cámara Alta tiene intención de someter a votación la propuesta esta misma semana antes de su desembarco en la Cámara de Representantes, donde podrían surgir nuevos escollos.

Los negociadores del Senado anunciaron a última hora del domingo que habían terminado de redactar el proyecto de Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleos, de 2.702 páginas, que despeja el camino para que los senadores debatan las enmiendas.

El plan incluye 550.000 millones de dólares en nuevos gastos durante cinco años por encima de los niveles federales previstos para la modernización de carreteras, ferrocarriles y otros proyectos. Pero, sin embargo, esta cifra queda muy lejos de los 2 billones de dólares que el presidente de EEUU, Joe Biden, había propuesto inicialmente. No obstante, si el proyecto de ley se acabase aprobando en ambas cámaras del Congreso se postularía como el mayor programa de inversión en obras públicas del país en las últimas décadas.

Entre las principales nuevas inversiones, el paquete bipartidista prevé destinar 110.000 millones de dólares a carreteras y puentes así como 39.000 millones al transporte público o 66.000 millones a los sistemas ferroviarios. También se prevén 55.000 millones de dólares para infraestructuras de agua y miles de millones para aeropuertos, puertos, Internet de banda ancha y estaciones de carga de vehículos eléctricos.

Otras formas de financiación

La financiación del paquete se ha perfilado como el principal reto después de que los senadores rechazaran las ideas de aumentar los ingresos con un nuevo impuesto sobre la gasolina. En su lugar se costeará a través de otras alternativas, como la reutilización de unos 205.000 millones de dólares en fondos contra la pandemia no desembolsados hasta la fecha.

La semana pasada 17 senadores republicanos se sumaron a todos los demócratas en la votación para comenzar a trabajar en el proyecto de ley bipartidista. El líder de la minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, votó a favor en otra votación de procedimiento para impulsar el proceso en la Cámara Alta, que está dividido al 50% y en el que actualmente se necesitan 60 votos para avanzar el proyecto de ley.

Mientras la iniciativa debería ser aprobada por el Senado esta misma semana, la propuesta bipartidista aún se enfrenta a un duro camino en la Cámara de Representantes, donde los legisladores progresistas quieren un paquete más robusto, pero puede que tengan que conformarse con éste para mantener los planes de infraestructura de Biden en marcha.

El resultado del esfuerzo bipartidista abonará el terreno para el próximo debate sobre otra de las ambiciosas propuestas económicas de Biden, un marco presupuestario que esboce los planes para un proyecto de ley de "infraestructura humana" por valor de 3,5 billones de dólares.

Los demócratas tienen previsto usar la reconciliación de presupuesto para avanzar este paquete con una mayoría simple en el Senado.

El Tesoro invoca medidas para evitar un impago de sus obligaciones 

El periodo de suspensión del techo de la deuda terminó el fin de semana y el Departamento del Tesoro invocó este lunes las "medidas extraordinarias" sobre el efectivo disponible para satisfacer sus obligaciones de deuda. Según los economistas, estas medidas permitirán al Tesoro pagar las facturas del gobierno sin emitir nueva deuda durante dos o tres meses. A partir de entonces, el Congreso tendrá que aumentar o suspender el límite de endeudamiento o arriesgarse a que el país incumpla sus obligaciones en el pago de su deuda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin