Economía

La variante Delta aleja la inmunidad de rebaño para la mayoría de las economías del mundo

  • Según las previsiones de los expertos del 'Bank of America'
El presidente de EEUU, Joe Biden. Reuters
Nueva York

La combinación de la cepa Delta, más virulenta que otras variantes del Covid-19, y una vacunación incompleta significa que pocos países alcanzarán la inmunidad de rebaño, según avisan los economistas de Bank of America.

"Aunque la vacunación sigue adelante esperamos que muy pocos países alcancen la inmunidad de rebaño a corto plazo", avisa Ethan Harris, economista del banco estadounidense señalando como las estimaciones sugieren que la cepa Delta es aproximadamente dos veces más transmisible que las variantes que causaron el brote inicial la primavera pasada.

Esto significa que el umbral de inmunidad de rebaño está entre el 80% y el 85%. Sin embargo, dada la oposición por parte de la población a vacunarse, alcanzar dichos niveles será difícil de conseguir si no se realizan esfuerzos muy agresivos por parte de los gobiernos.

A día de hoy, en Estados Unidos, el 67,1% de los mayores de 18 años ha recibido ya una dosis de la vacuna y el 58,2% de los adultos estadounidenses están totalmente vacunados. Para los expertos de Bank of America el país logrará un máximo del 70% de la población vacunada, con cifras mucho más bajas en algunas regiones, incluidas las zonas rurales así como los estados del sur.

Además avisan cómo hay que tener en cuenta que las vacunas no son 100% efectivas, por lo que las tasas de inmunidad de la vacunación serían modestamente menores.

Harris aclara que tanto él como su equipo siguen atentamente los eventos superdifusores. "En Europa se está produciendo un aumento de casos relacionados con la Eurocopa 2021. El problema está menos en los estadios que en las grandes multitudes que se congregan fuera de los bares. En EEUU, nos preocupan las grandes concentraciones durante el fin de semana del 4 de julio", añade.

Crece la brecha

Una situación que también seguirá ampliando la brecha de crecimiento entre los países que cuentan con una distribución de vacunas más eficaces, generalmente economías desarrolladas, y los mercados emergentes.

Mientras que la mayoría de los principales países desarrollados han vacunado, al menos parcialmente, a la mitad de su población, muchas economías emergentes se encuentran muy atrasadas. Esto podría obligarles a imponer otra ronda de restricciones si experimentan un brote importante.

Esto se suma a los argumentos que atisban un retraso en la recuperación de los emergentes. Muchos de estos países tienen menos munición para estimular sus economías, ya que una mayor relajación de la política monetaria y fiscal podría socavar la confianza de los inversores.

"No esperamos que ninguna de las principales regiones emergentes recupere su tendencia de PIB anterior a la pandemia en 2023", insiste Harris.

En este sentido, la política ultraacomodaticia de la Reserva Federal siguiera siendo crítica dado que los bancos centrales de los mercados emergentes tendrían que responder rápidamente a cualquier señal de endurecimiento por parte de la Fed para proteger sus divisas. Con la recuperación en EEUU mucho más avanzada y el acecho de las presiones inflacionistas, el banco central estadounidense ya está empezando a cambiar su tono.

Ante este panorama, los economistas de Bank of America estiman que el riesgo es que los bancos centrales de los países emergentes se vean obligados a endurecer su política monetaria antes de tiempo. Al respecto insisten en que América Latina es la región más frágil y que los bancos centrales de Brasil y México ya han entrado en ciclos de subida.

EEUU y Europa trabajan por eliminar restricciones en turismo

La Administración Biden está recibiendo presiones para que suavice las prohibiciones de viaje a los turistas internacionales. Con la apertura de las fronteras europeas a los turistas estadounidenses y el aumento de las tasas de vacunación en Estados Unidos, los expertos en salud pública y los grupos de la industria del turismo afirman que ha llegado el momento de reanudar los viajes internacionales. El Secretario de Estado, Antony Blinken, ha dicho que un grupo de funcionarios estadounidenses y europeos están trabajando juntos en un acuerdo. Sin embargo, los críticos afirman que la Administración debe actuar con mayor rapidez y planteando su preocupación por la pérdida de ingresos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin