Economía

Más presiones inflacionistas a la vista: los costes que afrontan las empresas ya se trasladan a los clientes

  • Las empresas subieron sus precios en junio al ritmo más rápido en 20 años
Imagen: Getty.

La recuperación en el Viejo Continente parece ir viento en popa. La actividad empresarial en la Eurozona creció el mes pasado a su ritmo más alto desde junio de 2006, esto es, en quince años, según el índice PMI elaborado por IHS Markit. Eso sí, Chris Williamson, economista jefe de la consultora, alerta de que "las presiones inflacionistas también han aumentado".

"Las empresas del sector de servicios [de la zona euro] están subiendo sus precios al ritmo más pronunciado desde hace más de 20 años, ya que los costes se disparan", ha subrayado este experto.

En España, la empresas del sector servicios (el que tiene más peso en el producto interior bruto o PIB) subieron sus precios a la tasa más fuerte desde principios del 2000, según IHS Markit. Ello es un "reflejo del fortalecimiento del entorno económico", según Paul Smith, director económico de la consultora.

Así las cosas, en el escenario actual, el aumento de los costes que afrontan las empresas se traduce en precios más altos para sus clientes. Algo que "probablemente se traduzca en un repunte de las presiones subyacentes sobre los precios en toda la zona del euro en los próximos meses", asegura Mateusz Urban, economista de Oxford Economics.

¿Qué se espera de la inflación?

La inflación en la zona del euro se 'relajó' el mes pasado. En tasa interanual (esto es, en comparación con el mismo mes del año anterior), pasó del 2% de mayo al 1,9% en junio. Una leve caída que, no obstante, será con toda probabilidad previa a un fuerte incremento de los precios.

Muchos analistas proyectan el índice de precios al consumo (IPC) por encima del 3% interanual en algunos meses de lo que resta de 2021. Ello implicaría estar un punto porcentual por encima del objetivo marcado por el Banco Central Europeo (BCE).

David A. Meier, economista de Julius Baer, pronosticó el pasado jueves que la inflación en la Eurozona volverá a descender levemente este mes de julio "antes de volver a repuntar y alcanzar un máximo en el cuarto trimestre de 2021 en torno al 2,5% interanual".

El experto del banco privado suizo señaló dos motivos por los que será así la evolución de los precios en el más corto plazo. Primero, el retraso de las ventas de verano del año pasado debido a la pandemia provocará una menor inflación interanual en julio, cuando las ventas de verano comiencen ya este año.

Luego, la anulación de la rebaja temporal del IVA alemán de un año de duración en julio del año pasado hará que la inflación supere el 2% en agosto, después de haber sido compensada por el efecto de las ventas en julio.

No obstante, el BCE, en sus últimas proyecciones 'macro', anticipa que el IPC en la zona euro acabará el año en el 1,9% (es decir, incluso por debajo de su propio objetivo). El año que viene bajará cuatro décimas, al 1,5%, y en 2023 un poco más, al 1,4%, según el organismo monetario.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin