Economía

La CEOE rechaza el ajuste de la pensión para los jubilados del 'baby boom'

  • El ministro dijo que deberían elegir entre un "pequeño ajuste" o trabajar más
  • El propio Escrivá intenta rebajar la tensión tras la polémica y matiza sus palabras
  • Se espera que la medida entre en vigor en 2027 y debe ser negociada
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Fuente. EP

La puesta en marcha del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional llevará a la generación nacida entre finales de los años 50 y mediados de los 70 (baby boomers) a elegir entre "un pequeño ajuste" en la pensión o "trabajar un poco más", como explica el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, no ha dejado indiferente a nadie. De hecho, el propio Escrivá ha intentado este viernes rebajar la tensión tras la polémica al matizar que no se trata de acuerdo cerrado. 

Unas horas después de la firma y tras las declaraciones en La Moncloa por parte de los agentes sociales, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) señalaron que no comparten un "ajuste moderado" de la pensión de los baby boomers con el nuevo factor de sostenibilidad y dejan claro en un comunicado que esta pretensión "no forma parte del acuerdo alcanzado".

"Ante la confusión generada por las desafortunadas declaraciones realizadas por el ministro Escrivá en relación con los ajustes de la pensión de la generación del baby boom, el mismo día en que se producía la firma del acuerdo relativo a la primera parte de la reforma de las pensiones, CEOE y Cepyme quieren aclarar que dicha pretensión no forma parte del acuerdo", advierten tras escuchar a Escrivá.

La patronal resaltó que la definición del nuevo factor de sostenibilidad, en sustitución del actual y que ha quedado supeditada a una futura negociación, debe sustentarse en la equidad y la solidaridad intergeneracional evitando "que recaiga solo sobre algunas generaciones la sostenibilidad del sistema".

Las claves del mecanismo

Según explicó durante varias entre, se trata de una generación "más ancha" y, que, por lo tanto, deberá asumir "algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo". Según plantea el ministro Escrivá, los baby boomers podrán "elegir entre varias opciones: una puede ser un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado, o alternativamente podrían trabajar un poco más", es decir, atrasar la jubilación, aunque el ministro indicó que aún faltan detalles por concretar. "Es un ajuste bastante moderado. No verán mermada su pensión", insistía no obstante.

Para Escrivá, España "no tiene un problema agudo de pensiones", sino "un problema coyuntural" para afrontar el incremento del gasto que supondrá la jubilación de esta generación, ya que después se corregirá solo. Y es que, el Ministerio estima que la jubilación del baby boom podría elevar hasta el 6% el déficit en pensiones.

El acuerdo que este jueves firmaron el Gobierno y los agentes sociales con el primer paquete de medidas de la reforma de las pensiones (entre ellas, la revalorización con el IPC) contempla la sustitución del factor de sostenibilidad por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que estará definido en cinco meses y que comenzará a aplicarse en 2027.

El mecanismo de equidad intergeneracional sustituirá al factor de sostenibilidad de la reforma de 2013, un elemento "mal definido" porque vinculaba las pensiones a la esperanza de vida a todos y de forma indefinida, según el ministro, y uno de los principales escollos de la negociación. Cabe recordar, que recogía reducciones de hasta el 20% para los nuevos jubilados al distribuir la cuantía en función de la esperanza de vida.

El Ejecutivo fija el próximo 15 de noviembre como fecha límite para consensuar con los agentes sociales cuál será el sustituto de este índice, el llamado factor de equidad intergeneracional. Más allá, fuentes de Moncloa señalan que pese a acordarse este elemento que introduce la variable demográfica al pago de las pensiones, el factor no entraría en vigor hasta el próximo 2027.

Cabe recordar que esta era la línea roja que habían puesto sobre la mesa los sindicatos para apoyar este primer paquete de medidas que, más allá, junto con la eliminación del IRP y la vinculación de la revalorización de las prestaciones con el IPC, supone la derogación de facto de la reforma del Sistema aprobada por el PP en 2013.

Pablo Casado: "es gran error"

Por su parte, El líder del PP, Pablo Casado, criticó el Gobierno y calificó de "gran error" porque "va en contra de la exitosa reforma" que aprobó Mariano Rajoy. Además, censura la propaganda "tóxica" del Ejecutivo ante esos acuerdos con los agentes sociales, si bien ha dicho su partido "respeta" las decisiones que toman patronal, sindicatos y organizaciones de autónomos. El jefe de la oposición lanzó esta crítica poco antes de la firma en Moncloa por el presidente del Gobierno y los responsables de la CEOE, CEPYME, CCOO y UGT del principio de acuerdo que alcanzado para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas y reforzar la sostenibilidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud