Economía

El Gobierno y la CEOE llegan a un principio de acuerdo para prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre

  • Ejecutivo, patronal y sindicatos desbloquean la negociación al límite del plazo
  • Se han salvado los escollos con la patronal en la parte de Seguridad Social
  • Escrivá proponía recortar considerablemente ya las exenciones de cuotas

El Gobierno y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) han llegado este miércoles a un principio de acuerdo para prorrogar hasta septiembre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Fuentes del diálogo social han asegurado que los "escollos" que había con la patronal en la parte de Seguridad Social para la prórroga de los expedientes -concretamente en las exoneraciones en la cotización de los trabajadores- se han salvado, logrando Gobierno, empresarios y sindicatos desbloquear las negociaciones en la reunión celebrada esta tarde.

Las nuevas condiciones irán al Consejo de Ministros extraordinario previsto a las 16:30 horas de este jueves, el plazo límite, con el objetivo de aprobar la nueva prórroga, que llegaría hasta el 30 de septiembre.

"Hemos logrado renovar por consenso el esquema de ERTE hasta septiembre, alcanzando un buen equilibrio entre protección e incentivos a la reactivación de trabajadores. Agradezco el esfuerzo de los agentes sociales", ha escrito en Twitter el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, tras el acuerdo.

"Hemos alcanzado un preacuerdo con los agentes sociales para la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre. Un nuevo impulso, fruto de la perseverancia en el diálogo social, que garantiza protección a las personas trabajadoras y empresas que más lo necesitan", ha tuiteado asimismo la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien previamente había anunciado que cancelaba su agenta este miércoles por motivos de salud.

Así quedan las exoneraciones tras el pacto

Dentro de las tres categorías de ERTE, el acuerdo contempla que en el caso de los de impedimento, a los que se acogen las empresas de cualquier sector que no puedan tener actividad por restricciones sanitarias, las exoneraciones se mantendrían en el 100% para empresas con menos de 50 trabajadores y en el 90% para aquellas con más de 50.

En lo que respecta a los ERTE de limitación, en los que las empresas pueden abrir pero con limitaciones, las exoneraciones previstas serán del 85% en junio y julio y del 75% en agosto y septiembre para las empresas de menos de 50 trabajadores. En el caso de empresas con más trabajadores en plantilla las exenciones serán del 75% en junio y julio y del 65% en agosto y septiembre.

Por último, en los ERTE en los sectores 'ultraprotegidos' y empresas de su cadena de valor, donde existían las mayores discrepancias entre el Gobierno y los agentes sociales, el principio de acuerdo prevé que las exoneraciones sobre los trabajadores activados sean durante lo cuatro meses hasta el 30 de septiembre del 95% en las empresas de menos de 50 trabajadores y del 85% para aquellas con más plantilla.

Asimismo, las exoneraciones sobre los trabajadores suspendidos serán del 85% en los meses de junio, julio y agosto y del 70% en septiembre para las empresas con menos de 50 trabajadores. En el caso de compañías con más de 50 empleados serán del 75% en los tres primeros meses y del 60% en septiembre.

Este principio de acuerdo llega después de que se rechazara la última propuesta presentada por el Ejecutivo que, aunque mejoraba la anterior, no fue suficiente para alcanzar el visto bueno de sindicatos y empresarios.

En concreto, la CEOE explicaba que el rechazo a la última oferta que presentó el Ministerio de Seguridad Social se debía a que centraba las exenciones de cuotas en la activación de trabajadores en ERTE en lugar de focalizarse sobre aquellos que no pueden incorporarse al empleo.

Fuentes empresariales han señalado a Europa Press que el Departamento que dirige Escrivá proponía para las empresas de menos de 50 trabajadores de sectores 'ultraprotegidos' exenciones de cuotas para los trabajadores que sigan en el ERTE del 35% en agosto y del 45% en septiembre. Para las empresas de más de 50 trabajadores, las exoneraciones serían del 45% en agosto y del 55% en septiembre.

Estos porcentajes eran inferiores a los actuales. Así, el esquema actual de los ERTE, vigente hasta el 31 de mayo, establece exoneraciones de cuotas para los sectores 'ultraprotegidos' y empresas de su cadena de valor del 85% para empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen más de 50 empleados, tanto para empleados reincorporados como para suspendidos.

Las fuentes empresariales consultadas señalaban que habría sectores que aún tengan buena parte de sus trabajadores en ERTE durante los meses de agosto y septiembre, como, por ejemplo, los hoteles urbanos de interior, que aún tendrán una ocupación reducida este verano, y las líneas aéreas, que prevén realizar menos del 60% de los vuelos que realizaron en 2019.

Por su parte, la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) también dió ayer el visto bueno a la última propuesta remitida por el Gobierno sobre Ertes, instrumento en el que se apoyan todavía muchas empresas sobre todo pymes. No obstante, Cepyme recuerda que los Ertes por sí solos no son suficientes para garantizar la viabilidad de muchas empresas que todavía no han retornado a cotas de actividad suficientes y urge de nuevo a agilizar las ayudas directas a las empresas y a no obstaculizar la reactivación económica.

El acuerdo, según la patronal de la pequeña y mediana empresa, abre un nuevo periodo hasta el 30 de septiembre, fecha en la que se podrá determinar la capacidad que han tenido las empresas para reincorporar a los trabajadores y en la que se deberá considerar de forma inaplazable la negociación de las sanciones sujetas a la cláusula de mantenimiento del empleo con el fin de evitar en lo posible quiebras empresariales debido a la imposibilidad de adaptación sobre todo en pymes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud