Economía

Roubini advierte de que las políticas actuales "pueden conducirnos a la estanflación y el malestar de 1970"

  • "Las guerras comerciales y el envejecimiento son amenazas inflacionarias"
  • "Se puede reducir el crecimiento potencial y generar una estanflación"
Nouriel Roubini, profesor de Economía de la Universidad de Nueva York

El debate de la inflación sigue en pie. El auge del IPC en casi todo el mundo está haciendo saltar las alarmas en los mercados. Aunque la mayoría de expertos y analistas piden calma y hablan de un auge de los precios temporal, otros economistas de renombre como Nouriel Roubini (anticipó la crisis de 2007) alertan del elevado riesgo que corren países como EEUU de vivir un auge fuerte de la inflación en los próximos años.

Para este experto, el año 2021 podría ser solo el aperitivo. La inflación subirá este ejercicio impulsada por el auge de las materias primas y porque los precios partían de una base muy baja en 2020. Sin embargo, la inflación de verdad podría llegar en los próximos años, cuando todos los planes de estímulo fiscal y monetario empiecen a trasladarse a la economía real, la oferta no puede seguir el ritmo de la demanda y los mercados comiencen a sufrir una corrección.

Nouriel Roubini, profesor de Economía en la Universidad de Nueva York, asegura en un artículo publicado en Project Syndicate que "perdidos en el debate sobre si las políticas fiscales y monetarias ultra laxas de hoy desencadenarán una inflación dolorosa está el riesgo más amplio que plantean los posibles choques negativos de la oferta. Desde las guerras comerciales y la desglobalización, hasta el envejecimiento de la población y las políticas populistas, no hay escasez de amenazas inflacionarias en el horizonte".

El economista americano reconoce que hay fuerzas que pueden 'apagar' la inflación, por ahora, pero quizá no sean suficiente. Por ejemplo, los ciudadanos ahorrarán una parte de los planes de estímulo que se están implementando o los usarán para pagar deudas, por lo que ese dinero no impulsará directamente la inflación.

Shocks de oferta y restricciones

Sin embargo, Roubini cree que se están obviando los problemas que se pueden vivir desde el lado de la oferta: "El problema hoy es que nos estamos recuperando de un shock de oferta agregada negativo. Como tal, las políticas monetarias y fiscales demasiado laxas podrían conducir a la inflación o, peor aún, a la estanflación (alta inflación junto con a bajo crecimiento). Después de todo, la estanflación de la década de 1970 se produjo después de dos shocks negativos en el suministro de petróleo que siguieron a la guerra del Yom Kippur de 1973 y la revolución iraní de 1979".

Roubini cree que en el contexto actual tendríamos que preocuparnos por una serie de posibles perturbaciones negativas de la oferta, como pueden ser las amenazas que pueden reducir el crecimiento potencial, que a la postre tendrán un impacto inflacionista. Por ejemplos "los obstáculos comerciales como la desglobalización y el proteccionismo creciente; cuellos de botella en las cadenas de suministro posteriores a la pandemia; la profundización de la guerra fría chino-estadounidense; y la consiguiente balcanización de las cadenas de suministro mundiales y la reubicación de la inversión extranjera directa de China de bajo coste a lugares más caros".

Igualmente preocupante es la estructura demográfica, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes. "Justo cuando los cohortes de personas mayores estén impulsando el consumo y gastando sus ahorros, las nuevas restricciones a la migración ejercerán una presión al alza sobre los costes laborales".

Roubini culmina su exposición con un mensaje claro de advertencia: "No se equivoquen: el retorno de la inflación tendría graves consecuencias económicas y financieras. Habríamos pasado de la Gran Moderación' a un nuevo período de inestabilidad macro. El mercado alcista de bonos finalmente terminaría, y el aumento de los rendimientos de los bonos nominales y reales haría insostenibles las deudas de hoy, lo que haría colapsar las bolsas mundiales. A su debido tiempo, incluso podríamos presenciar el regreso del malestar al estilo de los años setenta".

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

V for Vendetta
A Favor
En Contra

Este economista aviso del caos del 2007. Mas tarde nada ha cambiado. Los mayores Bancos Centrales han creado estímulos monetarios sin precedente.

Me temo que Dr Doom peque de optimista.

What about a nice world war starting in Ukraine or Taiwan?

I still do not undesrtand the First World War.

Puntuación -1
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Como sus previsiones de un "CRACK BURSATIL" inminente, pues no se ven, entonces a por la inflación, que esta si va a ser (según el) la que nos va a llevar al huerto a todos.

Todo lo que anuncia no es malo, es malísimo, no habrá por donde "cogernos" todo es una mierda, y el fin del Mundo ya está muy cerca.

Menos mal que nuestro "querido" Nouriel, no vive en España, porque si viviendo en E.E.U.U. lo ve todo así, no me quiero imaginar si viviese en Iberia, con lo que tenemos por DESGOBIERNO SOCIA-COMUNISTA.....

Pobre hombre.

Puntuación 2
#2
a
A Favor
En Contra

¿Imponen el precio las armas, subvenciones,...? Porque se habla de paro.

Puntuación 0
#3
Usuario validado en elEconomista.es
alberto79
A Favor
En Contra

Otro ceporro que esta 10 años alentando una crisis, al final el brujo la acertara, jajaja, que fuerte.

Puntuación 1
#4