Economía

Los demócratas ofrecerán al gabinete de Trump 24 horas para activar la enmienda 25 antes de avanzar con el impeachment

Nueva Yorkicon-related

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envió a última hora del domingo una carta a los congresistas de su partido donde detalló el plan de acción a seguir en los próximos días contra el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump. Pelosi confirmó que se avanzará con el proceso para destituir al mandatario pero antes se tratará de obligar a su gabinete y al vicepresidente, Mike Pence, a invocar la 25ª Enmienda.

Para ello, hoy lunes, el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja, Steny Hoyer, solicitará el consentimiento unánime para presentar una resolución aupada por el congresista Jamie Raskin sobre esta enmienda. Si ésta fuera bloqueada por los republicanos, lo cual es casi seguro, la Cámara de Representantes convocará una votación en el pleno del Congreso el martes.

Pelosi explica que esta resolución pide a Pence "convocar y movilizar al gabinete para activar la 25ª Enmienda y declarar al presidente incapaz de ejecutar los deberes de su cargo". Según el procedimiento, el vicepresidente "asumiría inmediatamente los poderes de presidente en funciones". El Congreso ofrecerá 24 horas para que Pence actúe.

Durante los últimos días mucho se ha hablado de esta posible alternativa para destituir a Trump pero no existen indicios de que el vicepresidente esté dispuesto a activarla pese a que Pence y Trump no han vuelto a hablar desde el asedio el pasado miércoles al Capitolio.

Si finalmente Pence opta por no usar dicha enmienda, los demócratas pasarán página y comenzarán a considerar los artículos para un juicio político contra Trump, aunque no especifican qué día podrían someterlos a votación. Las estimaciones es que la votación sería el miércoles o, como muy tarde, el jueves.

"En la protección de nuestra Constitución y nuestra democracia, actuaremos con urgencia, porque el actual presidente representa una amenaza inminente para ambos", explicó Pelosi. La demócrata hizo referencia al asalto a la democracia perpetrado por Trump como justificación para "actuar inmediatamente".

En el artículo que avalaría una posible destitución se planea juzgar a Trump por "incitar a la insurrección". Liderado por los congresistas David Cicilline, Ted Lieu y Jamie Raskin, en el mismo se hace referencia directa al mensaje ofrecido por el presidente saliente el pasado 6 de enero a los manifestantes antes del ataque al Capitolio.  Sus palabras, según reza el documento, alentaron y probablemente provocaron "una inminente acción ilegal en el Capitolio". 

"En la protección de nuestra Constitución y nuestra democracia, actuaremos con urgencia, porque el actual presidente representa una amenaza inminente para ambos"

Ante el acecho de un potencial impeachment, algunos senadores republicanos, como Pat Toomey y Lisa Murkowski, reconocieron que Trump debería renunciar inmediatamente. Un juicio político contra el republicano que acabe por declararle culpable frustraría cualquier aspiración futura del mandatario si decidiera presentarse a las elecciones en 2024.

Antes de la carta publicada por Pelosi estaba previsto que los demócratas presentaran los artículos para impugnar a Trump este mismo lunes. La estrategia sería condenar las acciones del presidente rápidamente, pero retrasar un juicio político en el Senado durante 100 días. Eso permitiría al presidente electo Joe Biden centrarse en otras prioridades tan pronto como tome posesión de su cargo el próximo 20 de enero.

El todavía líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, ya señaló durante el fin de semana que no queda tiempo suficiente durante el mandato de Trump para celebrar un juicio en la Cámara Alta si el presidente se enfrenta a un segundo impeachment. No obstante, el proceso podría continuar una vez se lleve a cabo el traspaso de poderes y los demócratas cuenten con una mayoría en el Senado, que pasará a estar liderado por Chuck Schumer. Sin embargo, una condena en la Cámara Alta requiere una mayoría de dos tercios, lo que implicaría que el apoyo de los senadores republicanos tendría que ser significativo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud