Economía

La gran falacia del mercado laboral: retrasar la edad de jubilación no perjudica a los jóvenes

  • Díaz contradice a Escrivá: "Alargar la jubilación perjudica a los jóvenes"
  • La evidencia muestra que alargar la edad laboral fomenta el consumo y el PIB
  • Los países con una jubilación más temprana tienen más paro juvenil

En economía, los razonamientos que parecen más sencillos y coherentes muchas veces no solo no lo son, sino que además pueden ser hasta contraproducentes. No existen soluciones fáciles a problemas complejos. Esta semana, Yolanda Díaz, ministra de Trabajo del Gobierno, criticó la propuesta del ministro de Seguridad Social y Migraciones de premiar a quienes retrasen su jubilación. El argumento de Díaz fue simple: si los más mayores permanecen más tiempo en el mercado laboral esto entorpecerá la inclusión de los más jóvenes al trabajo. Sencillo, rotundo y parece que hasta tiene sentido, pero no.

El mercado laboral no es un juego de suma cero en el que si una persona encuentra empleo otra tiene que perderlo. Más bien al contrario, un aumento de la ocupación (personas trabajando) genera su propia demanda, incrementa el PIB potencial y, probablemente, supone un acicate para la contratación de todos los estratos de la población.

Son muchos los expertos que piden reformas para alargar la vida laboral de los trabajadores con el objetivo de incrementar el crecimiento del PIB, la inversión, el consumo y el propio empleo a su vez. Este tipo de medidas cobran importancia en sociedades envejecidas y endeudadas como la española. En estas economías los estímulos fiscales y monetarios quedan esterilizados, en parte, por el pequeño tamaño de la fuerza laboral, según ha demostrado el Fondo Monetario Internacional en un trabajo publicado este mes de agosto. Los expertos del FMI piden reformas (como la propuesta por el ministro Escrivá) para que los mayores se sientan incentivados a seguir trabajando, produciendo, consumiendo, generando PIB y empleo. 

"Es un poco triste escuchar argumentos en el siglo XXI que parecían superados. Es un poco de teoría de la cantidad de trabajo que es fija. Esta teoría es falsa e ideológicamente se utiliza para cualquier cosa desde decir que los inmigrantes quitan el trabajo a los nativos, que los mayores quitan el trabajo a los jóvenes y hace muchas décadas cuando la mujer se incorporó al mercado laboral que las mujeres le acabarían quitando el trabajo a los hombres", asegura el economista José Ignacio Conde-Ruiz, profesor de Economía en la Universidad Complutense en el programa de Ana Rosa.

Alicia H. Munnell y April Yanyuan Wu, profesores de la Universidad de Stanford han estudiado el impacto en el mercado laboral de retrasar la edad de jubilación en EEUU entre 1977 y 2011. Los resultados evidencian que no existe ningún tipo de desplazamiento en ningún tipo de trabajador (mujer, hombre, cualificado...).

"Tras investigar si el aumento del empleo de las personas mayores reduce las oportunidades laborales o las tasas salariales de los jóvenes, los resultados no muestran evidencia de que los trabajadores de más edad desplacen a los jóvenes. Los patrones son consistentes tanto para hombres como para mujeres y para grupos con diferentes niveles de educación. Hemos hallado que en todo caso ocurre lo contrario... un aumento de 1 punto porcentual en la tasa de empleo de las personas mayores se asocia con un aumento de 0,07 puntos porcentuales en el empleo juvenil. Este hallazgo contradice fuertemente la hipótesis de la exclusión", sentencian estos expertos.

"Cuanta más gente trabaja es mejor para la economía, hay más demanda. En muchos casos, los puestos son complementarios y no sustitutivos. Estas teorías a la opinión pública le pueden parecer algo razonables y lineales, pero no están corroboradas por la evidencia empírica", explica Conde-Ruiz.

¿Qué dicen los datos?

La mayoría de los países de la OCDE han reformado sus sistemas de pensiones aumentando la edad de jubilación efectiva. Por ello, este debate no es nuevo. Resulta bastante habitual que ciertos partidos o grupos de presión argumenten que una mayor edad efectiva de jubilación (necesaria por otro lado para financiar de manera sostenible las pensiones públicas) genere más desempleo juvenil. "Sin embargo, no hay evidencia empírica para esta afirmación. Por el contrario, es probable que el aumento de la edad de jubilación efectiva y las políticas para fomentar el empleo de los trabajadores de mayor edad apoyen el empleo tanto de los trabajadores de más edad como de los más jóvenes", aseguran también René Böheim, profesor de la Universidad Johannes Kepler de Linz (Austria) y Thomas Nice, profesor de la Universidad de Humboldt (Alemania) en un documento publicado por IZA.

Los datos de desempleo juvenil y jubilación efectiva muestran que si existe alguna relación es la contraria a la que afirma la ministra Díaz. No obstante, este argumento también puede pecar de simplista, puesto que la cantidad de trabajo que genera una economía se debe a un vasto elenco de factores (tejido productivo, marco laboral...) más allá de la edad efectiva de jubilación.

Retrasar la edad de jubilación no entorpece el empleo juvenil

Según datos de la OCDE, Corea del Sur, México, Japón Chile, Nueva Zelanda e Israel tienen las edades de jubilación efectiva más tardías de todo los países del club, todos por encima de los 70 años. Precisamente estos países están entre los que tienen menores tasas de desempleo juvenil.

Ahora vayamos al otro extremo. Luxemburgo, Francia, Eslovaquia, Bélgica, Grecia y España tienen las edades efectivas de jubilación más bajas, entre los 62 años y menos, según los últimos datos de la OCDE. Todos estos países, salvo Bélgica, se encuentran entre los que más paro juvenil presentan, con España y Grecia a la cabeza superando el 40% de paro juvenil.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud