Economía

La recaudación fiscal por gasolinas, alcohol y tabaco se hunde un 34%

  • Hacienda recaudó en junio un 43% menos de gasolina y 41,5% menos en destilados
  • La patronal de bebidas espirituosas alerta de que sus ingresos pueden caer a la mitad
. Reuters
Madridicon-related

La recaudación fiscal por impuestos especiales se está desplomando. De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria, los ingresos por este concepto acumulan un descenso en el primer semestre del ejercicio del 12,9%, hasta 9.028 millones de euros. Lo preocupante, sin embargo, es que en el último mes de dicho periodo, el de junio, la caída fue mucho mayor, del 33,8%. Durante esos 30 días, justo antes del verano, la recaudación fiscal por este concepto fue de 1.205 millones, frente a los 1.819 millones de euros del mismo periodo del año 2019.

En junio, la recaudación por hidrocarburos se hundió, en concreto, un 43,7%; la del alcohol y bebidas derivadas cayó un 41,5%; la de la electricidad un 21,6% y la del tabaco un 20%. Tan solo los ingresos por impuestos especiales de la cerveza, con un mayor consumo pese a la crisis de la hostelería, crecieron ese mes. Lo hicieron un 12,6%, pero tan solo hasta 21 millones de euros.

Liquidación

La Agencia Tributaria explica que en los principales impuestos se liquidó el mes de mayo, afectado por la parálisis de la actividad a causa de la pandemia y cuando todavía se mantenía el confinamiento. "Esto se ve con claridad en el impuesto sobre hidrocarburos, cuyos ingresos descendieron en junio un 43,7%, inferior al del mes anterior (-61,6%)", asegura Hacienda.

Según el último informe de recaudación tributaria, en los principales productos -gasolinas y gasóleo de automoción-la situación fue peor que en el conjunto, aunque hay qu tener en cuenta que el fuerte crecimiento del consumo de gasóleo bonificado en los últimos meses ha compensado ligeramente su caída, con una disminución en el acumulado del año del 19%.

En el impuesto sobre la electricidad los ingresos retrocedieron un 21,6%, más del doble que en mayo. En este caso los efectos de la inactividad se observan con más dificultad por el efecto combinado de la variación de los precios y de los retrasos en la facturación

Desde la Agencia Tributaria explican que en el impuesto sobre labores del tabaco, con la caída de la recaudación en junio "desapareció toda la mejora que se apreciaba en los primeros meses", de solo un -0,2% en el acumulado del primer semestre. En los impuestos ligados al alcohol, hay que tener en cuenta que los ingresos de junio se corresponden con el devengo del mes de marzo, en pleno cierre de la hostelería por el estado de Alarma.

El problema fundamental ahora es que ante la segunda oleada del coronavirus, el desplome del turismo y las nuevas restricciones adoptadas, especialmente en lo que se refiere a la hostelería, pueden agravar aún más la caída de la recaudación. La Federación Española de Espirituosos advierte, por ejemplo, que el descenso de las ventas en España está siendo muy profundo en todas las categorías como consecuencia de la crisis. Sólo durante los cuatro meses de mayor incidencia de la pandemia, de marzo a junio, las ventas de alcohol en hostelería se desplomaron un 83%.

A pesar de que el canal de alimentación recuperó en ese periodo un 22,5% "no pudo compensar ni de lejos la drástica caída en bares, hoteles y restaurantes", asegura el director general de la patronal, Bosco Torremocha. Hay que tener en cuenta que las espirituosas recaudan el 73% del total de las bebidas con alcohol. Y las previsiones no son nada optimistas. Según explica Torremocha, "inicialmente estimamos una caída de las ventas hasta final de año de un mínimo del 40%, pero la sensación es que puede ser incluso mucho peor".

Reducir fiscalidad

Para la patronal de las bebidas alcholicas, reducir los impuestos que gravan el consumo en la hostelería, como el IVA o los impuestos especiales ayudarían a todos los sectores que dependen tanto de dicho sector como del turismo.

"Es impensable abordar cualquier subida impositiva a la hostelería en estos momentos; no es siquiera planteable. Lo prioritario es recuperar los niveles pre-Covid, algo que no ocurrirá en ningún caso hasta 2022 y precisará de políticas de impulso desde todas las Administracione", dice Torremocha. "el efecto económico de cualquier subida de impuestos sería devastador e irreversible, afectaría directamente al empleo y atacaría la recuperación económica de sectores que actualmente luchan por su subsistencia", asegura. En la misma línea, desde la Mesa del Tabaco se han mostrado muy críticos también con las últimas restricciones adoptadas, como la prohibición de fumar en las terrazas si no se respeta la distancia de seguridad de metro y medio.

"La sociedad española ha dado muestras más que suficientes de ser respetuosa. Una decisión del tal impacto debe estar basada en evidencias científicas sólidas y, a día de hoy, no existen estudios concluyentes", asegura la Mesa del Tabaco, que defiende los intereses de toda la cadena: cultivadores, industria, distribuidores y estanqueros.

En el acumulado hasta el mes junio de este año, los ingresos de la industria tabaquera han caído en total un 4,18%, hasta 9.766 millones de euros. En volumen, el descenso ha sido similar, del 3,91%, hasta 2.151 millones de cajetillas. Las perspectivas son también negativas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud