Economía

Manuel Martín: "Tenemos una oportunidad crítica, si somos lentos la ayuda pasará de largo"

  • Manuel Martín Espada, socio responsable de Mercados de PwC
Manuel Martín. Foto: eE
Madrid

Manuel Martín Espada, socio de Mercados de PwC, conoce de primera mano las negociaciones europeas y el carácter que tendrá el fondo de reconstrucción de Bruselas. "Estamos ante una oportunidad única. Si no sabemos aprovecharla, España quedará a la cola de la Unión Europea", considera el especialista. Manuel Martín cree que el paquete empezará a operar a principios del año que viene y que la empresa española tiene que definir ya sus proyectos y estrategias para captar y aprovechar al máximo las ayudas. "Otros lo harán si no estamos rápidos", considera. Precisamente, PwC y CEOE firmaron este jueves un convenio de colaboración para abrir la oficina técnica de apoyo a las empresas que optarán a los fondos europeos.

¿Serán suficientes los fondos de reconstrucción europeos para evitar el desplome de la economía española?

Deberían serlo, si se usan bien. Hay una oportunidad única y crítica para España en el aprovechamiento de este fondo y debe estar preparada para su captura lo antes posible. La empresa española tiene que estar ya pensando en qué proyectos va a abordar para pedir las ayudas. No será posible recibirlas si no está justificado y definido el proyecto, en la línea con las exigencias de la Unión Europea. Si queremos que lleguen a tiempo, esto hay que empezar a hacerlo ya.

"El acceso al fondo exigirá inversiones en materia de transición energética y digital"

¿Cuáles serán estas exigencias de la Unión Europea para el acceso a las ayudas?

Gran parte de estos fondos van orientados a las pymes, o lo que la UE considera como pymes, que son compañías medianas de menos de 500 trabajadores. Algunas empresas solo tendrán un acceso puntual al dinero. Lo que pide la UE va en la línea de lo que lleva exigiendo en los últimos meses. Un vector clave va a ser la transición energética. Bruselas apuesta mucho por esto. Otro, la transición digital. Por otra parte, está el asunto de la reindustrialización estratégica de Europa. Tras la crisis del coronavirus, la UE no quiere que pase de nuevo lo que hemos sufrido con las mascarillas o los respiradores, por ejemplo.

¿Cómo canalizará Europa las ayudas? ¿Habrá condicionalidad?

Es muy claro que va a haber condicionalidad. Si hablas con Europa, todo el mundo te lo dice. Los fondos, en gran medida, llegarán como fondos estructurales. Solo hay un fondo particular que se llama React- EU que vendrá de otra forma, pero está muy vinculado a paliar los resultados del coronavirus, tanto en aspectos sanitarios como daños específicos de la economía. También están previstos unos fondos de transición justa pero básicamente se van a canalizar por los cauces tradicionales. La duda es cómo se van a distribuir en España.

"Está muy claro que la habrá, el dinero llegará, en general, como los fondos estructurales"

Aquí el Estado está muy descentralizado. ¿Quién lo va a repartir?

No van a llegar de forma directa a las empresas. Se van a canalizar a través de las Administraciones. El debate aquí es si lo deben distribuir las comunidades autónomas o el Gobierno central. Mi opinión es que la cercanía del territorio puede ayudar a que el paquete se reparta mejor. Sin embargo, en Europa quieren que se distribuyan a nivel estatal porque creen que podrían primar mejor unas inversiones sobre otras. Desde luego, Italia ya ha dicho que el control de esto lo tendrá el Gobierno central.

¿Están las empresas españolas preparadas para captar estos fondos de la manera más eficiente posible?

En general están poco preparadas. Hay que tener en cuenta que es extremadamente complejo acceder a estos fondos. La burocracia es gigantesca y hay que dominar muy bien el lenguaje europeo. Este dinero es crítico para que la recuperación se apuntale. Un buen uso de estos fondos puede ser muy bueno, pero si lo usamos mal nos quedaremos a la cola de Europa. Si nosotros no logramos captar las ayudas, pasarán de largo y se irán a otro lado.

¿Ya hay otros países más preparados para recibir el dinero?

Italia, por ejemplo, nos lleva cierta ventaja. Nuestros colegas de Europa están siendo mucho más rápidos que nosotros. El equivalente a mí en Italia ya está trabajando hace meses con los ministerios para planificar cómo se va a llevar a cabo la captación del dinero.

"Nuestras empresas aún no están listas para captar las ayudas, Italia nos lleva ventaja"

¿Corre España riesgo de quedarse con menos ayudas por esto?

Hay que concienciar a las empresas para que estén preparados los proyectos cuanto antes. Los fondos deberían estar disponibles el 1 de enero de 2021. La UE tiene un interés enorme en que así sea y la gran parte de ellos se tienen que adjudicar en tres años. Esto va a ir muy rápido. Si no estamos a la altura, hay un riesgo de que parte de los fondos no se puedan capturar o que, aunque lleguen, no sirvan para mejorar nuestro tejido productivo y nuestra delicada situación económica.

¿Algún sector se verá más beneficiado por el paquete europeo?

Prácticamente todos los sectores se deberían ver beneficiados. Es importante que el dinero lo reciban sectores con un factor multiplicador grande de la economía española. Hay sectores clave como el de la automoción, el sanitario o el industrial. En España, a diferencia de Alemania la industria representa solo el 14% del PIB.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin